la romantica FM

 

Banner Landscape 2

Calvin Klein captura la cultura estadounidense en la New York Fashion Week

Raf Simons le dio un repaso a la cultura estadounidense en su última colección para Calvin Klein presentada en la quinta jornada de la New York Fashion Week. Con una serie de prendas eclécticas que iban desde chaquetas de bomberos y camisas cowboy, el diseñador belga mostró su visión sobre el país que lo recibió en los años 60.

El suelo del edificio de la bolsa de valores American Stock Exchange, que sirvió de escenario para el desfile, se llenó de palomitas de maíz y un set que simulaba unas granjas norteamericanas, pintadas con obras de Andy Warhol. Un set que hablaba de la fuerte influencia del cine no solo en la sociedad estadounidense sino también en su colección.

De hecho, fue el filme Safe (1995), en el cual una mujer contrae una enfermedad desconocida que tiene que ver con el medio ambiente, uno de los puntos de partida para la colección. En varios de los diseños se hizo referencia a hitos como el descubrimiento de América, la carrera espacial de la década de los 60 y la era de la información del siglo XXI. Asimismo, hubo guiños a películas o con canciones como California Dreaming, una de las que usó como banda sonora para el desfile.

Las primeras piezas estaban inspiradas en las chaquetas de bombero o las que se usan en las obras, de colores anaranjados y con rayas reflectantes. A su vez, el diseñador intercaló este tipo de piezas con chaquetas oversize en distintos estampados como el leopardo o el ‘patchwork’ y monos.

El punto también tuvo su espacio, con jerséis superpuestos a vestidos y con distintos estampados de rayas, colores y hasta con dibujos de los Looney Tunes. Algunos de los vestidos estaban inspirados en prendas de época, con bordados en las costuras, tejidos semitransparentes y aperturas alrededor del pecho.

La mayoría de los looks fueron complementados por un pasamontañas de punto con distintos estampados u otros con tejidos metálicos, a conjunto con unos guantes de estilo motorista. En el caso de los bolsos, algunos tenían un acabado en piel y con una imagen grabada.

Simons demostró así en su tercer desfile para Calvin Klein que está cambiando el minimalismo clásico de la marca por un estilo mucho más arriesgado y, sobre todo, mucho más conceptual.

ImprimirCorreo electrónico