la romantica FM

 

Banner Landscape 2

Omega se inspira en los anillos olímpicos

Omega, el fabricante de relojes de lujo con base en Biel, Suiza, dirá presente una vez más en los Juegos olímpicos de invierno, que este año se realizarán en febrero en Pyeongchang, Corea del Sur.

Ya se sabe: Omega ha sido el cronometrador oficial de los Juegos Olímpicos desde 1932, cuando le correspondió a Los Ángeles ser sede de las décimas Olimpiadas modernas. 

Y es por ello que la relojera helvética ha decidido publicar una colección limitada de cinco relojes decorados con los colores de los anillos olímpicos, utilizando además como base los cronómetros que se crearon para las Olimpiadas de los años setenta, en especial las de Montreal e Innsbruck, ofreciendo así un toque retro a las nuevas creaciones.

Pertrechadas con el Maestro Cronómetro del calibre 8800 que viste generalmente el Seamaster, la colección se presentará en 2032 unidades por cada color, convirtiéndose así en el número ideal de cara al centenario que Omega quiere cumplir dentro de 14 años cuando alcance el siglo de colaboraciones con los Juegos Olímpicos.

Cada una de estas piezas de historia tiene un precio de 5.400 dólares (unos 4.300€) y estarán disponibles en tiendas Omega seleccionadas y en su página web.

ImprimirCorreo electrónico