la romantica FM para exclusiva

 

Banner Landscape 2

Un viaje a los cielos del Valhalla

Las Valkirias eran sinónimo de seducción, tenacidad, hermosura y fuerza. Fueron llamadas por Odín, el dios padre de la mitología nórdica, para levantar a los heroicos guerreros caídos en batallas y llevarlos al Valhalla. Ellas también eran las encargadas de consentir a los valientes y prepararlos para el combate final. Vestidas con grandes y ceñidos ornamentos, dejaban al descubierto las curvas con las que fueron bendecidas.

Bajo esta mitológica inspiración, Aston Martin y Red Bull Racing presentan su nueva creación llamada Valkyrie, un lujoso prototipo automovilístico que pretende cautivar y llevar a los cielos a quienes sean valientes de corazón y dignos de él.

Este hypercar es el resultado de una extraordinaria asociación entre la marca de lujo británica y el eminente equipo F1TM. Esta colaboración ambiciosa, intransigente y totalmente única, combina la visión y las habilidades de dos corporaciones líderes en el mundo para crear un auto de carretera como nunca antes se había visto.

Los diseñadores de cada casa, Marek Reichman y Adrian Newey, han trabajado minuciosamente en todos los detalles para que este ingenioso y moderno auto cumpla todas las exigencias de quienes quieran vivir la extrema aventura de correr grandes velocidades.

Valkyrie representa una expresión pura de la tecnología moderna y promete un rendimiento extrahumano digno de sus orígenes mitológicos

Armadura nórdica

Este guerrero y guardián de las carreteras cuenta con una armadura y un equipo bendecido por los dioses de todas las mitologías. Desde su ensamblaje, mecánica, tecnología y dinámica; hasta la arquitectura y diseño. Valkyrie promete ir a la vanguardia automotriz y superar los límites establecidos.

Cuenta con una estructura ligera de fibra de carbono pegada al suelo, que le permite tener una aerodinámica más controlada, sin perder la esencia y elegancia de los vehículos de Aston Martin.

Posee un motor V12 de hasta cinco mil litros con un sistema de propulsión eléctrico para producir más de 1.000 caballos de potencia. Aunado a esto, la caja de cambio cuenta con siete velocidades diseñadas por especificación de Red Bull Advanced Technologies, convirtiéndola en la socia perfecta para el motor V12 de Cosworth.

Con una relación peso/potencia de 1:1 (un caballo de potencia por cada kilogramo de kerbweight), el Valkyrie requirió de un sistema de frenado igual a su motor. Para ello, Alcon y Surface Transforms crearon ligeras pastillas de freno de alto rendimiento y discos de carbono para darle mayor potencia al frenado.

Para garantizar la máxima eficiencia, rendimiento y control dinámico, los expertos en electrónica Bosch han sido los encargados de desarrollar la Unidad de Control de Motor (ECU), la Unidad de Control de Transmisión (TCU) y el Sistema Electrónico de Estabilidad (ESP) para el Valkyrie; mientras que el fabricante británico Wipac es el responsable de los faros delanteros y traseros.

Las primeras entregas empezarán en 2019

Tradiciones en V

Valkyrie se suma a la lista de los nombres de los carros Aston Martin que empiezan con la letra V. ¿Por qué? Es desconocido… pero lo que sí sabemos es que todo comenzó en 1951 con el Vantage, que fue seleccionado con ese nombre para distinguir las variantes de alto rendimiento del modelo DB2. El Virage, Vanquish y Vulcan -el propio dios del fuego de Aston Martin-, han seguido este linaje. Ahora, siete décadas después del Vantage, el Aston Martin Valkyrie propulsa esta única familia distintiva de nombres de modelos de otro nivel.

Se construirán un máximo de 150 Aston Martin Valkyrie, con 25 versiones adicionales de competición. Las primeras entregas empezarán en 2019. La mala noticia es que toda la flota de autos ya fue vendida a un precio no revelado. Aunque los rumores dicen que el precio del vehículo nórdico está alrededor de 3.800.000 dólares.

ImprimirCorreo electrónico