Miss Venezuela

 

Banner Landscape 2

Tendencias estéticas 2018: la figura de Shakira se impone

Ya comenzaron a verse ciertos cambios en la manera de enfocar el concepto de la belleza femenina y cómo lograrla desde finales del año pasado, pero las nuevas tendencias que se han visto este año se consolidarán durante el 2018.

A partir de ahora se apuntará más a lo natural. Seremos cada vez más conscientes de nuestra salud y nos vamos a cuidar más”, señala la licenciada Raquel Díaz Casado, empresaria en el campo de la belleza, dermocosmiatra y especialista en micropigmentación, quien ha llevado las riendas del Encuentro Nacional de Estética en sus ediciones 2016 y 2017. “Evaluaremos más desde lo que usamos hasta lo que nos llevamos a la boca”.

La especialista en estética afirma que, para empezar, las nuevas tendencias se centran en tratar de no comer aquello que nos puede hacer mal o puede traer consecuencias a largo plazo. “Hacemos a un lado eso que contiene muchas grasas saturadas o mucha azúcar. Los refrescos se sacan de la dieta para tomar más agua”, ejemplifica.

Según la especialista, sentirse bien para verse bien está por encima de cualquier procedimiento. “Ya matarse de hambre para verse ultra delgada no es la tendencia. Las curvas son bien vistas, lo que es una buena noticia para las rellenitas. Pero en contraposición a quienes tienen unos kilos de más, también es bueno estar en forma. La onda fitness promete quedarse mucho más y eso quiere decir que si una mujer se ve delgada por hacer ejercicio y comer adecuadamente, entonces sí es válido”, explica.

De acuerdo con Díaz Casado, el cuerpo ideal en este momento es el de Shakira. “Esto implica que las curvas sí son parte de la belleza, pero no es necesario que ciertas partes del cuerpo sean tan voluminosas. La cantante colombiana tiene senos y glúteos pequeños. Entonces, eso de ponerte prótesis pasa de moda y ahora la tendencia es la reducción. Las mujeres se van a empezar a quitar, no a poner. Los labios gruesos también están out”, indica.  

Díaz Casado asegura que las cejas se llevarán gruesas y tupidas. Eso sí, bien moldeadas. “Esas que eran finitas y alargadas ya no están in. Las tatuadas que parecen un manchón también están fuera. Las pintadas que parecen unos ‘palitos’ ni se diga. Ahora, la micropigmentación se convierte en la gran aliada de aquellas mujeres que las tienen naturalmente muy sutiles y delgadas. Lo bueno de este procedimiento es que el pigmento sale más rápido y ya al año se recupera el estado natural de la piel de esa zona de la cara”, sostiene.

Si de tez se trata, Díaz Casado asevera que el look bronceado sale del cuadro ganador. “Eso de tenderse al sol para quedar achicharrada ya no va más. Justamente porque la gente estará más consciente de la salud de su piel y buscará usar cada vez más protector solar, gorro y sombrilla a la hora de ir a la playa o a la piscina. Por eso, lo que marca la pauta ahora es la piel pálida”, apunta.

La experta afirma que ser cada vez más natural, también implica procedimientos menos invasivos. “Ya la gente no querrá tomar más pastillas para adelgazar ni hacerse tratamientos largos ni complicados, mucho menos acudir al cirujano para realizarse intervenciones que impliquen muchas sesiones o una lenta recuperación”, asegura.  

Lic. Raquel Díaz Casado
Instagram: @ieeraqueldiazc

ImprimirCorreo electrónico