Miss Venezuela

 

Banner Landscape 2

La guerra por conseguir el próximo Concorde

Operado por British Airways y Air France, el 24 de octubre de 2003 volaba por última vez el Concorde tras casi tres décadas en servicio. El accidente que sufrió una de las aeronaves el 25 de julio del 2000, sumado a la escasa rentabilidad de la marca, provocaron que el icónico Concorde se quedase sin alas. 14 años después de de ese momento, la industria aeronáutica ha reactivado la búsqueda por conseguir el próximo avión que surque los cielos a una velocidad supersónica.

El antiguo Concorde sigue vivo - En 2016, un grupo de expertos del Concorde reunidos bajo el nombre del ‘Club Concorde’ aseguró al diario The Telegraph haber conseguido la financiación necesaria para volver a lanzarlo al aire. Lo primero que quiere hacer este grupo de empresarios es utilizar uno de los Concorde de la época como atracción turística en la ciudad de Londres. Con una financiación de 16 millones de libras, se espera que este 2017 el proyecto esté terminado.

El otro reto de esta organización capitaneada por Paul James es conseguir que el Concorde vuelva al aire. A pesar de que el club posee un fondo de reserva de 120 millones de libras, entienden que el relanzamiento del producto como avión de pasajeros es difícil. A pesar de ello, el club se ha marcado el objetivo 2019 para poner en marcha los primeros vuelos, coincidiendo con el 50 aniversario del vuelo inaugural Concorde.

El avión supersónico Boom llegará en 2018 - Por otra parte, Stratasys, empresa de soluciones de fabricación aditiva e impresión 3D, y Boom Supersonic colaborarán para acercar los viajes supersónicos regulares a las líneas aéreas comerciales mediante la fabricación de un avión de alta velocidad previsto para 2018, según han comunicado ambas compañías el pasado mes de junio.

En virtud de este acuerdo de tres años, Boom podrá utilizar la impresión 3D basada en la tecnología FDM para fabricar piezas de producción y herramientas avanzadas para su proyecto de un avión supersónico. La fabricación aditiva, tecnología utilizada por Stratasys permite acelerar el desarrollo y reducir los costes de producción de las herramientas especializadas y las piezas con las que Boom diseñará su primer avión de alta velocidad en 2018.

El avión supersónico de la Nasa está más cerca - La NASA también ha comunicado este verano un “hito significativo en su esfuerzo por hacer de los viajes supersónicos de pasajeros por tierra una posibilidad real”. Y lo ha hecho solo semanas después de que la compañía Boom Supersonic anunciara una colaboración con la empresa Stratasys para acercar los viajes supersónicos regulares a las líneas aéreas comerciales.

Expertos e ingenieros de la agencia espacial y la Corporación Lockheed Martin creen haber encontrado el diseño de avión adecuado que para cumplir con los objetivos de la misión del avión experimental LBFD: el que permite volar a velocidades supersónicas pero creando un suave ‘golpe’ en lugar del boom sónico perturbador.

Tras este anuncio, a finales de año se podría abrir un concurso y a principios de 2018 se adjudicaria el contrato para construir el avión LBFD. La agencia espacial asegura que este concurso será abierto, competitivo y que se podrán a disposición de todos los licitadores calificados los datos preliminares sobre el diseño QueSST. Las pruebas en vuelo de un avión X de LBFD podrían comenzar ya en 2021.

El avión supersónico de primera clase - Por último, la aerolínea Flexjet, que ofrece a los viajeros acceso a una lujosa flota de aviones privados, anunció el pasado año el encargo de una veintena de jets privados supersónicos a la compañía estadounidense Aerion, por 120 millones el ejemplar, que esperaba recibir en el año 2023.

El pasado mes de mayo la compañía estadounidense de ingeniería aeronáutica comunicó que junto a la empresa GE Aviation han iniciado un proceso formal para definir y evaluar la configuración final del motor para el avión de negocios supersónico AS2. Un paso crucial para llegar a la fecha de entrega. Brad Mottier, Vicepresidente de GE y Gerente General de Negocios y Aviación General & Integrated Services aseguró: “Aerion ve una oportunidad para ser pionero en un nuevo segmento en los negocios la aviación y, más ampliamente, para la aviación civil. Su objetivo es diseñar y certificar la primera supersónico en medio siglo”.

Fuente: Evasión

ImprimirCorreo electrónico