Miss Venezuela

Gastronomía

El Festival Internacional de Comida y Vino de Walt Disney World, que reúne a chefs reconocidos de distintas partes del mundo, se inició hoy en el parque Epcot para ofrecer a los visitantes un recorrido culinario por el menú de 35 cocinas internacionales, número que alude al aniversario de la fundación de este parque temático en Orlando, en el centro de Florida. 

Son 177 los eventos culinarios que conforman el programa del festival, que busca complacer el paladar de los miles de comensales que llegan cada año desde todas partes del mundo para disfrutar del evento, una de las principales atracciones que ofrece el parque Epcot durante el otoño, reseñó Efe. 

Los visitantes, sin salir del parque, podrán ir de país en país disfrutando de los mejores sabores, desde degustaciones de vinos o platos con diferentes sazones, hasta asistir a presentaciones de chefs famosos o a las demostraciones y seminarios interactivos de famosos de la cocina internacional. 

Incluso los más pequeños de la familia tendrán su menú especial y podrán salir en busca del tesoro, el platillo favorito de Ratatouille, el famoso ratón chef de la película de animación de Disney. 

Los visitantes, en su paseo por los pabellones, tendrán la oportunidad de rendirse ante la atracción del mercado de España, donde los olores de la charcutería, la paella y los postres recién horneados los transportarán a sabores auténticos de la cocina tradicional española presentados con una pizca mágica de Disney. 

Una de las muestras estrella es la de la charcutería, que se presenta en cono, y ofrece una selección de las mejores carnes españolas importadas (salchichas, salchichones, chorizos, salami y jamón), quesos y aceitunas que vienen rebosadas en un chorrito de vinagreta de hierbas y aceite de oliva. 

La degustación de la cocina española igualmente ofrece la típica paella con camarones, mejillones, pollo y chorizo crujiente o la tarta dulce de aceite de oliva preparada con azúcar en polvo y requesón de limón. 

Este año, cinco nuevos mercados se adhieren a la fiesta para convertir en 35 los países participantes, en el marco del aniversario del parque, que será celebrado el primero de octubre dentro del marco del festival. 

Algunos de estos nuevos países prometen hacerle la boca agua a los visitantes con platillos vegetarianos como el Madras Red Curry o el pastel de cardamomo con pistacho que transportará a los comensales hacia los fogones exóticos de la India, uno de los países que regresa al festival tras nueve años de ausencia. 

Durante la degustación, los visitantes podrán disfrutar de una serie de conciertos "Eat to the Beat" (comer al ritmo), que como sugiere su nombre, envuelve a los comensales en una experiencia gastronómica al ritmo de la música que anima al baile. 

La presente edición del festival, que por primera vez durará 75 días (tres días más que en años anteriores), incluye 225 conciertos en vivo de distintas bandas de rock, pop y otros géneros. 

También, el encuentro "Mézclalo, Hazlo, Celébralo", que debutó el año pasado, permitirá a los comensales interactuar con los chefs, cocineros, panaderos y mixólogos, entre otros e incluso podrán ser los invitados especiales en la mesa del chef, o podrán convertirse en chefs momentáneos mientras aprenden o perfeccionan sus habilidades de cocina en los seminarios gastronómicos. 

El Festival Internacional de Comida y Vino de Walt Disney World se celebra en las instalaciones del parque Epcot, en Orlando (Florida), desde el 31 de agosto hasta el 13 de noviembre.

Grant´s busca un nuevo embajador

El whisky escocés Grant’s requieren de un nuevo embajador de marca que inicie sus labores en 2018.

Tal cual: William Grant & Sons ha decidido buscar al nuevo integrante del equipo global. Y lo ha hecho a través de la campaña "La entrevista de trabajo más grandiosa en el mundo” (The greatest job interview in the world).

Se trata de un encuentro laboral único en su tipo: tres candidatos finalistas viajarán por 10 días a tres países diferentes, equipados con una maleta llena de Grant's, que compartirán con amigos que están por conocer.

El proceso de postulación es internacional; hasta finales de agosto estará abierto a cualquier persona que considere que tiene el perfil, indistintamente de su país de residencia.

“La entrevista de trabajo más grandiosa” es un viaje de reclutamiento que evocará el que hizo Charles Grant Gordon en 1909 cuando zarpó de Escocia para emprender una travesía: recorrer el mundo dando a probar el blended de la familia que se añeja en tres barricas y ahora se  comparte en más de 180 países. Tras casi 110 años de aquel momento, ahora tres personas, los candidatos finalistas, se alojarán en algunos de los mismos hoteles internacionales que Grant Gordon visitó, como parte de su viaje.

Oliver Dickson, director global de Marca, explicó que "el puesto va más allá de tener la habilidad de hacer buenos cocteles o sepa de whisky y destilerías. Estamos buscando a alguien que represente el espíritu "Stand Together"  de la marca y que pueda conducir a Grant's al siguiente nivel. En la sociedad actual, muchas personas buscan más flexibilidad y aventura que un trabajo de oficina de 9 a 6. Este puesto ofrece viaje, libertad, independencia, y además un buen salario. Queríamos un proceso de entrevista acorde con la naturaleza emocionante y llena de retos de este puesto”.

“El alma de Grant’s o el espíritu Stand Together se refiere a concebir el éxito como el resultado de un esfuerzo y una travesía en colectivo, en donde otros nos acompañan. Para nosotros, más allá de la meta o el destino, es importante cómo y con quién llegamos hasta allí. La entrevista de trabajo más grandiosa es una experiencia que recrea nuestra historia internacional y al mismo tiempo la personalidad de nuestro Grant’s, después de todo mientras algunos whiskies toman su carácter de apenas una barrica, y andan solos, Grant’s madura en tres tipos diferentes de barrica, buscamos relaciones de largo aliento y nos mantenemos juntos” , explica Virginia La Cruz Alvarez, brand manager de William Grant & Sons, responsable del portafolio en Venezuela.

Para aspirar a este trabajo de ensueño, se debe tener al menos 25 años de edad, contar con un nivel alto de inglés, poseer preferiblemente experiencia previa en la industria de las bebidas alcohólicas y mantener una alta actividad en redes sociales.

Los interesados en esta curiosa propuesta laboral deberán rellenar su solicitud online, la cual consiste, entre otros elementos, en proponer una nueva bebida que incluya tres ingredientes que revelen algo de la personalidad del candidato y publicar dicha propuesta en Instagram o Facebook incluyendo la etiqueta #GrantsInterview #EntrevistaGrants.

La compañía escocesa tomará en consideración tres aspectos a la hora de elegir las mejores bebidas: diferencia, creatividad e intriga. Cada postulante podrá promocionar hasta tres propuestas. Asimismo, se inclina por candidatos con pasión por viajar, conocer nuevas culturas, con mentes emprendedoras, energía y talento. La empresa escogerá a 250 personas, quienes luego completarán otro formulario más exhaustivo y así el jurado elegirá a las 20 mejores que encarnen el lema de la marca: Stand Together.

Los afortunados serán invitados a Escocia en septiembre para que realicen una serie de desafíos que durarán dos días. Luego, la empresa decidirá quiénes serán los tres finalistas que promoverán sus cócteles y colaborarán con equipos locales para organizar eventos, conocer personas interesantes y celebrarán el progreso a medida que transcurra el viaje.

Esta gira mundial de 10 días, con todos los gastos pagos, que incluyen Colombia, India  y Taiwán entre sus destinos. Eso sí, los candidatos no viajarán solos. Les acompañará un equipo de vídeo de la marca que grabará cada viaje.

Para obtener más información se puede visitar www.grantswhisky.com/interview

Son tazas hechas con cáscaras de café

No están hechas de barro. Tampoco de arcilla. Fueron creadas con una mezcla de arcilla y material orgánico, esto es, cáscaras de semillas de café que fueron cosechadas (y luego procesadas) por un grupo de jóvenes australianos.

HuskeeCup. Así fueron bautizadas las tazas de cerámica que fabricaron Sebastián y Joshua (miembros del equipo de Huskee) con la cáscara del café, con la intención de reducir el uso de vasos de plástico, considerados sumamente nocivos para el ambiente. 

El gran equipo de Huskee, son jóvenes que están "involucrados en todos los aspectos de la industria. Desde el cultivo, la exportación, el tostado y todo el camino a la preparación del café". 

Tras procesar las semillas de café, los dos emprendedores extrajeron la resina y elaboraron las tazas, que conserva además durante un buen tiempo la temperatura del líquido, además de que no quema las manos ni los labios de quienes las usen.

La idea, ha explicado Joshua, que es cafetero y productor de la marca, era ofrecer “una solución sostenible a los 100 toneladas de cáscara que quedaban de las producciones de café”.

Mientras que Sebastián, quien se desempeña como barista, se centra sobre todo en las bondades del diseño, que, dice, “se ajusta cómodamente en la palma de la mano, siendo ideal para verter el café, sin ningún tipo de accidente”.

Tazas orgánicas como solución viable, para la conservación del ambiente

Hasta los momentos, hay tres tamaños disponibles en el mercado: dee 6 oz (180 ml), 8 oz (240 ml) y 12 oz (360 ml).

Con la cáscara del café se procesa para que sea la cerámica de la taza
Ideal para servir el café cómodamente y sin desperdicio
  

La tapa del mismo material, evita derrames y acumulación de basura

 https://www.huskee.co/

Para gustos, los sabores. Cuando pensamos que una hamburguesa grande y jugosa no podría ser mejor, entonces llegó el chef Diego Buik y creó una de las hamburguesas más caras de la historia. ¿Su precio? Alrededor de 2.300 dólares. Sin duda, uno de los bocados más estrafalarios del mundo.

Buik trabaja en el restaurante South of Houston en La Haya, Holanda, y diseñó este plato en honor al Día Nacional de la Hamburguesa (28 de mayo). Sin embargo, contrario a lo que se pueda pensar, preparar esta pieza gastronómica lleva mucho tiempo. Y no es para menos, porque los ingredientes parecen extraídos de un almacén exótico y sin par.

La hamburguesa lleva una mezcla de 40 % de filete negro de ternera Angus y 60 % de Wagyu japonés. También tiene porciones de langosta del río Oosterschelde, jamón de pata negra, queso artesanal Remeker, trufa blanca, caviar, foie grass y lechuga francesa. El plato termina con un baño de lonjas de oro comestible.

La salsa que recubre la carne está hecha con tomates japoneses, café de Jamaica, vainilla de Madagascar, azafrán y una salsa de soja japonesa envejecida durante 34 años. De hecho, el pan brioche de la hamburguesa está horneado con azafrán y hojas de oro de 24 quilates. El pan solo cuesta 135 dólares.

Las deliciosas merengadas de Burger Shack

Claro que hay de mantecado, fresa y chocolate. Pero los dueños de Burger Shack, Alejandro Paz y Miguel Chollett, acaban de agregar a su menú cuatro sabores premium de merengadas para que a sus comensales se les haga literalmente la boca agua: Red Velvet, Nutella, Oreo y Brownie.

Merengadas o shakes que, explica Dickson Sanquiz, director ejecutivo del restaurante y de la franquicia venezolana, son realizadas con helado y apenas un toquecito de leche para que se pueda "diluir un poco" el producto.

izquierda
El primer Burger Shack fue abierto en la Avenida Luis Roche de Altamira

Un complemento perfecto para los almuerzos y cenas que Paz y Chollett decidieron proponer hace cuatro años a los venezolanos, cuando se les metió en la cabeza la idea de apostar por el país y montar un local de comida.

Primero viajaron a China para hacer investigación de mercado y estudiar diversos modelos de negocio. Luego hicieron una parada en la ciudad de Manhattan, en Nueva York, donde visitaron restaurantes y locales de comida rápida. Y al regreso tomaron la gran decisión: pondrían las manos en la masa –o en la carne, más bien- y crearían un local de hamburguesas.

“En 2014, después de infinitos trámites y pruebas, se abrió el primer local” en la avenida Luis Roche de la urbanización Altamira, dice Sanquiz, que asegura que, como todo inicio, la experiencia fue “fuerte”. “Solo que gracias a la gran calidad de los productos y al servicio que nos preocupamos en dar, el local fue ganando cada vez más prestigio”.

Por ese mismo local habían pasado toda clase de negocios, incluyendo un atelier de moda, y ninguno logró consolidarse. Hasta que Paz y Chollett tocaron la puerta, conversaron con los dueños, y los convencieron de llegar a un acuerdo para inaugurar Burguer Shack.

Shack, explica Sanquiz, significa “choza” en inglés. Una palabra que, agrega, les iba como anillo al dedo porque estaba vinculada con la idea de un lugar “cómodo”, “un tanto informal”, “alegre” y, al mismo tiempo, “irreverente”.

De allí que ambos dueños jugaron con materiales como la madera, el zinc, y la grama para darle a su local la apariencia de una choza donde ofrecen cuatro tipos de productos:

El primero: Las clásicas hamburguesas, de carne o pollo, tipo americanas. Las de carne son de solomo abierto procesado en casa, sin aditivos ni condimentos. Una carne fresca, de 130 gramos, preparada únicamente con sal. Mientras que las de pollo se ofrecen en su versión crispy o empanizada, y la milanesa de 150 gramos aproximadamente. Mientras que el pan es 100% artesanal, preparado por sus aliados de Pan Alemán, con base en mantequilla, que por fuera es dorado y por dentro es totalmente esponjoso. “De hecho, si lo tocas vuelve a su forma”, explica Sanquiz.  

Como si fuera poco,  Burger Shack añadió a su oferta un disco empanizado de queso cheddard fundido (el shack, lo llaman ellos) que crearon en tres presentaciones: fileteado con champiñones portobello, con jalapeños y, el especial de la casa, con queso crema y tocineta.

izquierda
Burger Shack añadió a su oferta un disco empanizado de queso cheddard fundido que crearon en tres presentaciones: fileteado con champiñones portobello, con jalapeños y, el especial de la casa, con queso crema y tocineta.

Todo ello, claro, acompañado por frescas hojas de lechuga, rodajas tomate y cebolla, así como las salsas tradicionales y la shack, con base de mayonesa y pimienta negra molida

El segundo: Las alas (wings) de pollo con salsa barbecue o con salsa picante o búfala, con base de jalapeños. De 12 porciones, de 24, etc.

El tercero: Las papas fritas, que ofrecen en dos versiones: las tradicionales y las bravas, que vienen con cáscara. Y a ambas se les pueden agregar toppins de queso fundido y tocineta, entre otros.

Y el cuarto: Sí, los postres, helados y las deliciosas merengadas o shakes tradicionales (mantecado, fresa y chocolate), a las que hay que añadir ahora las premium: De Red velvet, Nutella, Brownie y Oreo.  

Por cierto que todos los combos, apunta Sanquiz, vienen acompañados con su vaso de refresco, que pueden ser llenados una vez más (refill) si el comensal lo desea y sin costo adicional alguno.

Burger Shack ya cuenta con siete locales (dos de los cuales son franquicias) ubicados en Altamira, Las Mercedes, La Trinidad, el Aeropuerto Nacional e Internacional Simón Bolívar de Maiquetía, Santa Paula y Lecherías.

 

 

 

Falta poco menos de dos meses para ver el estreno de la segunda temporada de Stranger Things, la serie que sacudió los recuerdos de los años 80 y movilizó toda una nueva generación amantes del misterio. Tanta fama alcanzó el proyecto que en la ciudad de Chicago acaban de inaugurar un pop-up llamado The upside down, en honor al último episodio de la primera temporada.

¿Será que este lugar nos brinda los poderes psicoquinéticos de Eleven?

El local está decorado con la memorable pared con luces de navidad y letras del abecedario que recreó Joyce para comunicarse con su hijo Will mientras estaba atrapado en el mundo del revés. También hay montones de elementos que recuerdan el enigmático ambiente de la ciudad de Hawkins.

“Bienvenidos a Hawkins”, la ciudad de las fuerzas siniestras

La carta de bebidas es de lo más característica. Puedes probar los icónicos waffles de Eleven o arriesgarte con el coctel Demogorgon (ron, toronja, lima y especias) o Ella es nuestra amiga (reposado de tequila con amaretto, limón y fresa).

Una variada selección de bebidas

La mala noticia es que The upside down solo estará abierto hasta finales de septiembre. Pero mientras esté abierta podemos ir y disfrutar de las estupendas canciones de The Seeds, The Clash y Jefferson Airplane.

David Ma es un cineasta que se ha propuesto un objetivo: combinar la pasión por los buenos filmes y la buena comida. El realizador ha encontrado en los videos de Youtube la fórmula perfecta para lograr su cometido. Con unos videos de apenas un minuto de duración, Ma ha logrado captar la esencia de Michael Bay, Quentin Tarantino, Wes Anderson y Alfonso Cuarón. Los cuatro clips nacen de una simple pregunta: ¿cómo harían estos directores algún plato específico? 

El resultado son unas panquecas espaciales, unos waffles explosivos, unos s'mores dignos del Hotel Budapest y la masacre de un spaguetti con álbondigas. Puedes disfrutar de los filmes aquí: 

¿Qué pasaría si Cuarón hiciera panquecas?

¿Cómo serían los waffles de Michael Bay? 

¿Cómo cocinaría Wes Anderson unos s'mores? 

¿Como haría unos spaguettis con albóndigas de Tarantino? 

Ha hecho entrevistas a los chefs más renombrados del país. Ha compartido recetas. Ha valorado el servicio de restaurantes y comederos. Y hasta ha puesto calificaciones a productos indispensables en la mesa venezolana. Y todo lo ha hecho durante más de diez años en la revista Estampas de El Universal. Solo que ahora la periodista venezolana Adriana Gibbs da un paso al frente y prueba el sabor 2.0, esto es, de Internet y las redes sociales, donde acaba de cocinar su página web adrianagibbs.com.

Allí planea compartir con los lectores su amor y su pasión por la gastronomía, así como por el vino y los destilados gracias a secciones como "Copa, mesa y sobremesa”, en la que escribe sobre comida y vinos; o “Cantina”, escrita por Ángel Gustavo Infante, quien escribe crónicas sobre algunas bebidas relacionadas con el arte (literatura, cine, música). Eso sin contar que en los próximos meses editará el libro Al calor de los afectos, recetas nuestras y del mundo en hogares venezolanos, en el que se recogen las historias de la serie Domingo en Familia.

“Cuando comencé a desarrollar la fuente, me tropecé con emprendedores que están creando productos de gran calidad. Incluso ya no se les puede llamar emprendedores, son firmas establecidas. Ahorita ocurre que los venezolanos se han hecho más visibles del lado gastronómico, hay mucha gente mostrando ingenio y talento, una apuesta por la calidad, de que sí es posible hacer cosas buenas no solamente aquí en Caracas, sino en el interior del país”, manifiesta Gibbs con entusiasmo, quien a manera de ejemplo destaca marcas venezolanas como Ananké, que ya tiene doce años en el mercado, y que produce deliciosos quesos de cabra. O como Fragolate, que produce helados artesanales y es pionera en sabores amazónicos. Y también está Deliencuentros, una marca de delivery y delicateses gourmet.

“La fuente gastronómica ha crecido en el país. Y eso se puede notar porque si antes Rosanna Di Turi, Alberto Soria y Miro Popic se ocupaban casi exclsuivamente del tema culinario, hoy hay portales, redes, y blogueros. Eso queda evidenciado igualmente con algunas iniciativas académicas, como los diplomados y las especializaciones. Cultura del vino y spirits en la Universidad Metropolitana, por ejemplo. O Gastronomía y gerencia del servicio de alimentos y bebidas en la Universidad Monteávila”, afirma.

“Pero para ser un buen periodista gastronómico, además de saber escribir, se debe investigar y saber cómo comunicar. Hay que viajar dentro y fuera del país, hay que ser muy curioso. Hay que entrevistar. Hay que vivir sensorialmente y experimentar sabores tradicionales. Afortunadamente en Venezuela tenemos la tradición de la comida española, la italiana, la portuguesa y la francesa", explica la especialista, para quien "saber lo que se bebe y lo que se come" puede llegar a aumentar considerablemente el placer de la gastronomía.

"En la medida que uno conoce, entiende más. Uno va creciendo a medida que va probando. Y si tú pruebas y después investigas, eso que probaste se te potencia.  De la gastronomía, a mí me maravilla lo sensorial”, apunta Gibbs.

Y aunque la crisis sea implacable con los bolsillos de los consumidores, Gibbs asegura que el "ingenio y la creatividad" se muestra precisamente en momentos como estos. Y Venezuela no es la excepción. "De hecho, las grandes cocinas surgieron de la escasez. Por ejemplo, la cocina española y la italiana. Este momento ha sido interesante para todos porque anteriormente comíamos mucho más carbohidratos y ahora hay una presencia más rica de los vegetales en la mesa del venezolano. Lo que vivimos hoy día es un aprendizaje”, sugiere.