Miss Venezuela

 

Banner Landscape 2

El famoso restaurante francés Le Suquet renuncia a sus tres estrellas Michelin

La gastronomía francesa tiene los ojos como platos debido a esta sorpresa. “En el silencio y la soledad, solo se escucha lo esencial”, con esta cita de Los ecos del silencio de Camille Belguise, el chef Sébastien Bras comenzó su discurso para pedir al alto mando de la Guía Michelin que para el año 2018 le retiren las tres estrellas a su restaurante Le Sequet. “He decidido, de acuerdo con toda mi familia, abrir un nuevo capítulo de mi vida profesional, sin la recompensa de las estrellas Michelin, pero con toda la pasión por la cocina”, relata el cocinero de 46 años de edad.

Le Suquet está ubicado en la región de Laguiole y fue fundado en 1992 por Michel Bras, el padre de Sébastien. En 1999 el restaurante se alzó con su tercera estrella Michelin y las ha mantenido hasta el momento, pero la “presión” y la “tensión” es demasiada alta para sostenerlas. “Hoy queremos tener un espíritu libre para continuar de forma serena, sin tensión, a hacer vivir nuestra maison con una cocina, un servicio que son la expresión de nuestro espíritu, de nuestro territorio”, continua el chef, quien asegura que los clientes no notarán la diferencia en cuanto las estrellas desaparezcan del vestíbulo.

Por su parte, la Guía Michelin analizará la demanda, pero la renuncia no será inmediata. “Los equipos tomarán nota de la petición y reflexionaremos sobre qué haremos. La Guía Michelin no se hace para los restauradores sino para los clientes”, aclaró Claire Dorland-Clauzel, miembro ejecutivo.

Sébastien y Michel Bras

Sébastien también explica el estrés y la incertidumbre de pensar que su menú sería evaluado en cualquier momento por los ejecutivos de la Guía, una tarea que lo colmaba de nerviosismo. “El restaurante es inspeccionado dos o tres veces al año. No sabemos cuándo. Cada plato es susceptible de ser inspeccionado. Eso quiere decir que cada día 500 platos pueden ser juzgados. Quiero sentirme libre sin pensar que mis creaciones complacerán o no a los inspectores de la Michelin”, puntualizó.

La cocina intuitiva y la naturaleza juegan un papel importantísimo

Le Suquet no está solo

Los Bras no son los únicos chefs franceses que han abandonado sus estrellas Michelin. Joël Robuchon, en 1996, dimitió de sus tres estrellas para dedicarse a una cocina más sencilla y menos costosa. El fallecido Alain Sanderens dejó atrás en 2005 las estrellas que había mantenido durante 28 años en su restaurante Lucas Carton. En 2006 Antoine Westermann repitió la decisión de sus colegas con el propósito de tener un negocio más ligero. Olivier Roellinger es el caso más cercano, pues en 2008 sepultó sus tres estrellas Michelin tras cerrar su restaurante Cancale debido al acelerado compás de trabajo que exigía.

ImprimirCorreo electrónico