Miss Venezuela

 

Banner Landscape 2

Sthefany Gutiérrez, Miss Venezuela 2017: "Me hice muchos cambios"

Anoche, Sthefany Gutiérrez se coronó Miss Venezuela 2017. La joven de 18 años releva a Keisy Sayago, quien hoy parte hacia Las Vegas para participar en el Miss Universo. Unas horas después de saberse como la nueva reina de belleza venezolana, Gutiérrez reflexiona sobre su “gran noche” y su paso por el certamen. “Yo siempre me sentí ganadora”, asegura la oriunda del estado Anzoátegui a pesar de que no sonaba como una de las favoritas desde el principio.

Y es que Gutiérrez, que se califica como una “luchadora constante y optimista”, afirma que estuvo enfocada en lograr su objetivo y se esforzó en conseguirlo. "Me gusta saber lo que quiero. Siempre teniendo en cuenta que para lograrlo tengo que trabajar, tengo que sacrificarme”, afirma. “Mi familia me ha inculcado que nada te va a llegar del cielo, nada te va a llegar fácil, que para lograr lo que quieres tienes que trabajar y eso fue lo que hice durante todo el Miss Venezuela”, explica.

Para ella, la clave de su victoria está en que supo ser atenta y tomar en cuenta las enseñanzas que le dieron. “Estaba consciente de que tenía que escuchar los consejos de las demás personas, prestar atención a esos pequeños tips que a veces marcan la diferencia. Y pues, doy gracias a todos porque creo que muchísimas personas me aconsejaban y gracias a ellos estoy aquí".  

¿Qué le dijo Osmel después de que fue coronada? 

—No he hablado con el señor Osmel, porque ellos ahorita están súper ocupados con Keisy (Sayago), que se va mañana a Miss Universo y están haciendo todos los preparativos. Por ahora están enfocados en ella. Después de que Keisy llegue al Miss Universo, que acapare todas las miradas y que gane, comenzaremos a trabajar en mí, empezaremos a prepararnos y a mejorar todas las cosas que debemos. 

¿Cómo se sintió durante la gala? ¿Estaba nerviosa?

—Yo me sentí súper tranquila. Durante el concurso me mentalicé en que la voluntad de Dios se iba a cumplir, fuera cual fuera, y yo iba a estar feliz con el resultado. No importaba quién fuera la ganadora, yo iba a estar feliz. Y más que con el resultado, con mi desempeño, porque estaba consciente de que yo me evalúo mucho y soy un poco estricta conmigo. Yo en el Miss Venezuela di lo mejor de mí y en cada aparición, y en cada oportunidad que tenía, hacía lo que me aconsejaban y creo que lo hice bien.

 1 A1MV2017GANADORAS

Y al momento de las rondas de preguntas, ¿cómo se sentió? ¿Cambiaría algo de su respuesta? 

—En el momento de la respuesta, me sentía tranquila y serena. Estaba un poco nerviosa, pero fue algo súper sencillo. Yo sentí que estaba hablando con una conocida más, con una amiga más. Si cambiaría algo de las repuestas, sólo cambiaría el final, cuando dije "soy" y era "somos". De resto, creo que respondí bien. 

Es la cuarta morena que ha ganado el certamen, ¿cómo se siente? 

—Voy a ser sincera. Mi mamá dice que a su hija se la cambiaron, porque ¡yo no soy tan morena! (risas). Lo que pasa es que me bronceo con el sol, me gusta mucho ir a la playa y tomar horas de sol. Pero es natural. Soy la cuarta morena que gana el concurso, eso para mí es un honor. porque cada una de mis facciones, cada uno de mis rasgos, dice que soy venezolana. Yo estoy segura de que en cualquier lugar del mundo donde yo me pare, todos me van a señalar como venezolana. 

La gente la comparaba en las redes con Daniela Romo por causa de su pelo largo, ¿qué piensa? 

El tema de las comparaciones en el Miss Venezuela me enseñó muchas cosas. Cuando yo era pequeña, odiaba los apodos porque siempre era "la más alta" y no era tan bonita (risas). Me ponían apodos por causa de los dientes, las orejas, los ojos, todo. Tenía mil y un apodos. Cuando llegué a Miss Venezuela, la gente me empezó a llamar "Pocahontas". Ese era uno de los apodos que más me molestaban cuando era pequeña, porque pensaba que me comparaban con una india y yo decía: ´Dios mío, yo no soy ninguna india, ¿por qué?'. Pero ahora soy mucho más madura y estoy consciente de que Pocahontas es una mujer que representa raíces. Yo soy venezolana, mi cabello lo dice, y mis rasgos lo dicen. Así que me he adaptado a las comparaciones, porque dicen que en el mundo tenemos un alma gemela físicamente. 

¿Le hicieron bullying de chiquita? ¿De verdad? 

No tanto como bullying, porque yo no dejaba que eso me afectara. Si me decían "fea", yo iba y decía: "Feo tú, chico" (risas). Yo seguía con mi vida. Pero eso me ayudó a ser más segura. Creo que ningún comentario despectivo que alguien me venga a hacer, me va a afectar. Yo me evalúo y veo qué es lo que tengo que mejorar. Si un comentario no me va a ayudar a crecer, lo descarto totalmente. 

¿Nos puede decir qué se operó para competir? 

Me he hecho muchos cambios. Me hice la rinoplastia. Antes, mi nariz no era de mi agrado, sinceramente. Pero fue algo que mejoré en mí, es algo que me gusta y que me hizo sentir más segura. Y, bueno, creo que me queda bien. 

¿Tiene novio? 

No. No tengo ningún compromiso más que con esta corona, este título, mi familia y con las personas que me apoyan (risas). 

ImprimirCorreo electrónico