Miss Venezuela

 

Banner Landscape 2

Cannes 2017

Es la 70 edición y el Festival de Cannes lo hará notar desde el primer día, el miércoles 19 de mayo, con una reivindicación del glamour francés, el de Marion Cotillard y Charlotte Gainsbourg, dos de sus actrices más internacionales, protagonistas del filme de apertura y de la primera alfombra roja.

Porque si un festival ha sabido jugar con el equilibrio de cine de autor y estrellas populares, ese es Cannes, que en sus 70 años de historia ha impulsado la carrera de grandes directores de culto, pero sin olvidar el lado más frívolo de la fama y la belleza que atrae a muchos espectadores.

Además de defender con ahínco el cine francés. Y este año, en el de su gran aniversario, no podía ser menos, así que Les fantômes d'Ismaël, la película que dará inicio a 12 intensos días de cine, cumple con todos los requisitos: es francesa, de un director de culto -Arnaud Desplechin- y sus protagonistas destilan glamour.

A Cotillard y Gainsbourg se unen Louis Garrell y Mathieu Amalric, cuatro de los nombres más conocidos del cine francés, que serán los encargados de abrir el desfile de estrellas de Cannes.

Tras ellos desembarcarán, como es habitual, algunos de los rostros más conocidos de Hollywood. Desde la omnipresente Nicole Kidman -presente en tres películas y una serie en esta edición- a Robert Pattison, pasando por Julianne Moore, Elle Fanning, Kristen Stewart, Kirsten Dunst, Adam Sandler, Ben Stiller, Michelle Williams, Colin Farrell o Joaquin Phoenix.

Entre los pocos hispanos, los argentinos Ricardo Darín y Dolores Fonzi y la chilena Paulina García, todos ellos en La cordillera, con la que Santiago Mitre compite en la sección Una cierta mirada, la misma que acoge "Las hijas de abril", del mexicano Michel Franco, con la española Emma Suárez como protagonista.

También algunos nombres salidos de exitosas series televisivas, como es el caso de Elisabeth Moss o Dominic West, protagonistas de una de las películas en la competición por la Palma de Oro, The square, dirigida por el sueco Ruben Östlund.

Una competición cuyos premios dilucidará un jurado presidido por el cineasta español Pedro Almodóvar, al que acompañan Will Smith, Fan Bingbing, Jessica Chastain o Paolo Sorrentino.

Tendrán que elegir para los premios entre los últimos proyectos de realizadores consagrados como Todd Haynes, Sofia Coppola, Michel Hazanavicius, François Ozon, Yorgos Lanthimos, Fatih Akin o Michael Haneke, uno de los nueve privilegiados que ya han conquistado dos Palmas de Oro.

Pero también podrán optar por cineastas que se estrenan en la competición de Cannes, como Noah Baumbach o Bong Joon Ho, protagonistas, antes de comenzar, de la primera polémica de la edición.

Los dos participan con películas producidas por la plataforma Netflix. The Meyerowitz Stories, en el caso de Baumbach, y Okja, en el de Bong.

Es la primera vez que películas producidas por una plataforma televisiva y concebidas para ser exhibidas solo en la pequeña pantalla compiten por la Palma de Oro, una decisión de Cannes que ha generado bastantes protestas por parte de la Federación Nacional de los Cines Franceses.

Al final Cannes ha decidido cambiar las reglas y el año próximo las producciones televisivas que quieran competir deberán estrenarse en salas francesas, pero lo que tiene claro el festival es que la ficción televisiva está en auge y tiene que aceptarlo.

Por ello, este año presenta como parte de sus eventos especiales del 70 aniversario los dos primeros capítulos de la nueva Twin Peaks, pero se exhibirán en Cannes cuatro días después de su lanzamiento en Estados Unidos, lo que le ha restado bastante interés.

Fuera de competición se podrá ver la última película de Roman Polanski (D'apres une histoire vraie); el film póstumo de Abbas Kiarostami (24 frames); la secuela del documental An Inconvenient Truth (2006), que hizo de Al Gore una estrella medioambientalista, o Sea Sorrow, el debut en la dirección de la veterana actriz británica Vanessa Redgrave, que ha optado por un documental sobre la inmigración.

Así como otro debut, el de Kristen Stewart, que tras convertirse en una estrella adolescente con la saga de Twilight, se lanza a la dirección con el corto Come Swim, que ella describe como "un díptico medio impresionista".

Será, sin duda, diferente a lo que acostumbra como actriz, como también sorprenderá el proyecto de realidad virtual de los mexicanos Alejandro González Iñárritu y Emmanuel Lubezki en el que "exploran la condición humana".

Y las 'masterclass' de la edición llegarán de la mano del mexicano Alfonso Cuarón y del estadounidense Clint Eastwood, dos citas imprescindibles en la que será durante 12 días la sede mundial del cine pero también de las fiestas y de los eventos publicitarios más sonados, que llevarán a esta ciudad de la costa azul a rostros como el de Cara Delevingne o Naomi Campbell. 

Anécdotas de los cineastas en Cannes

El director japonés Kiyoshi Kurosawa

"Mi primer festival fue en 1999. Charisma fue presentada en la Quincena de Realizadores [una sección paralela]. Era la primera vez que veía el mar Mediterráneo, la primera vez que iba al sur de Francia. Todo lo que hacía, era por primera vez, me quedé impresionado.

En 2003 me invitaron a Cannes por Bright future, que estaba en competición. En el momento de la alfombra roja vi a Clint Eastwood subir los escalones. Y de repente lo miré, no como realizador sino como fan. Este es un recuerdo memorable".

El director serbio Emir Kusturica

"Mi recuerdo más intenso fue cuando estábamos en Sarajevo mirando la entrega de premios. En un primer momento, entendimos que no habíamos ganado nada (por la película Papá está en viaje de negocios, 1985). Después Milos Forman anunció en francés que habíamos ganado la Palma por unanimidad, algo que pasa en raras ocasiones. Nuestra reacción fue entonces muy enérgica. Ganar por unanimidad en Cannes, no es fácil sobre todo para alguien que no estaba allí".

La directora libanesa Nadine Labaki

"La proyección de Caramel, en 2007, en la Quincena de Realizadores es un momento que no olvidaré nunca. Todo el mundo estaba de pie, los aplausos no cesaban, había gente que lloraba...

"Cannes es también una pequeña recompensa en la vida. Yo era una enamorada del cine antes de hacer películas. Intentaba colarme, suplicar para obtener invitaciones. Despertarse muy temprano por las mañanas, largas colas de espera... he vivido todo esto. Y después, de repente, con mi participación en el Festival de Cannes todas las puertas se abrieron, tengo un distintivo que me permite ver todas las películas que quiero".

El director chileno Pablo Larraín

"Mi primera vez fue en 2008, con el estreno de Tony Manero en la Quincena de Realizadores. Olivier Père, el entonces director artístico de la Quincena, eligió la película y la programó el primer sábado por la noche, justo después de la ceremonia en la que se entregó el Carrusel de Oro a Jim Jarmush. Entre bambalinas, pude conversar con Jarmush, quién me explicó qué significaban para él los festivales de cine. Entonces entendí muchas cosas. Inolvidable. Esa noche, ese estreno, esa película y ese festival, me cambiaron la vida".

El director británico Ken Loach 

"Cuando gané mi primera Palma de Oro por El viento que agita la cebada (2006), mientras todo el mundo estaba de fiesta, fuimos a tomar una taza de té y es la mejor taza de té que he bebido nunca. ¡Es verdaderamente inglés, esto mantiene el estereotipo!. 

"El año anterior, cuando obtuve la Palma de Oro por I, Daniel Blake ya no habíamos ido. Recibí la llamada (pidiéndome que volviera para el palmarés) mientras estaba cortando el césped de mi jardín. En general, cuando te llaman te buscas la vida para volver lo más rápido posible por tus propios medios. Cuando vimos la escolta de policía en el aeropuerto, empezamos a creer que realmente habíamos ganado un premio importante".

Fuente AFP

Almodóvar listo para mandar en Cannes

Adorado en Francia, Pedro Almodóvar es tal vez el más "cannoise" de todos los realizadores españoles y este año además será el que mande en Cannes: el jurado internacional que él preside otorgará el 28 de mayo la Palma de Oro de la 70 edición del festival de cine más prestigioso del mundo. 

Almodóvar dijo tras recoger en 2003 el César a la mejor película europea por Hable con ella que su relación con el país vecino era "muy intensa". Y es que sus sus películas siempre han funcionado en la taquilla francesa, en ocasiones incluso mejor que en España, como fue el caso de su último largometraje Julieta

Los franceses dieron buenas críticas a sus películas y le han acompañado prácticamente a lo largo de sus 20 largometrajes, viviendo su transformación desde sus comedias más alocadas y divertidas de los inicios como la celebrada Mujeres al borde de un ataque de nervios, en los 80, hasta los dramas más intensos de los últimos trabajos. 

Lo que no ha cambiado es que las mujeres siempre llevaron la batuta de la trama y ellas han sido las que han conformado el universo del director. Además, se ha convertido también en sinónimo de prestigio ser "chica Almodóvar", es decir, ser una de sus protagonistas.

Carmen Maura, Victoria Abril, Rossy de Palma, Chus Lampreave o Penélope Cruz entre muchas otras vieron como su nombre cruzaba fronteras de la mano de Almodóvar, que en los últimos lustros prácticamente ha presentado toda su filmografía en Cannes.  

Todo sobre mi madre (1999) fue el primer largometraje con el que compitió por la Palma de Oro en Cannes. Fue distinguido como mejor director en la Costa Azul y la cinta se llevó el Oscar a la mejor película extranjera. 

Cinco años después, el festival le dio el honor de inaugurar el certamen fuera de competición con La mala educación, su obra más "masculina" con Gael García Bernal, Daniel Giménez Cacho y Javier Cámara liderando el reparto. 

Volver, en 2006, le hizo casi acariciar la cotizada Palma, pero la sonrisa se le congeló al recibir el premio al Mejor Guión y las protagonistas de la cinta recibieron en su conjunto el premio a la mejor interpretación femenina. 

Los abrazos rotos (2009) se fue de vacío al igual que Julieta el año pasado, pero con La piel que habito (2011), el esperado regreso de Antonio Banderas junto a Almodóvar, se distinguió la fotografía.

Tras sus primeros éxitos, Almodóvar formó parte en 1992 del jurado  de Cannes cuando Gerard Depardieu actuó como presidente del gremio. Se entregó la Palma de Oro al sueco Bille August por Las mejores intenciones y su protagonista Pernilla August fue distinguida como mejor actriz.

En esta edición, acompañarán al realizador en su tarea de escoger la mejor película los directores Maren Ade (Alemania), Park Chan-wook (Corea del Sur) y Paolo Sorrentino (Italia), así como las actrices Jessica Chastain (EEUU), Agnès Jaoui (Francia) y Fan Bingbing (China), el actor Will Smith (EEUU) y el compositor Gabriel Yared (Francia). 

A sus 67 años, el director se confesó halagado tras el anuncio de la presidencia del jurado, pero recientemente comentó en una entrevista con la revista "Vogue uomo" que tuvieron que convencerle porque no le agrada el poder que tiene el presidente del jurado. 

"Es una responsabilidad más grande que yo, porque hay películas pequeñas y vulnerables para las que recibir un premio es realmente importante. El jurado tiene la obligación moral de descubrirlas", dijo el cineasta, que de nuevo consigue otro hito al convertirse en el primer español en presidir el jurado internacional del fe

Como parte de la celebración del 70 aniversario del Festival de Cannes, la casa joyera suiza creó la maravillosa Palme d'Or de diamantes de Chopard para conmemorar los 20 años de asociación con el evento de cine más glamoroso del mundo este 2017.

Esta prenda única es creada a partir de materiales que reafirman el compromiso con el lujo y exclusividad y el cual expresa el profundo apego que han tenido por años con el Festival.

Esta joya es el premio máximo entregado en el Festival de Cannes. El mismo, es uno de los reconocimientos más destacados dentro del mundo cinematográfico y que donde por primera vez, el diseño cuenta con una capa de diamantes que engalana el precioso motivo de hoja de oro ético certificado por Fairmined.

Este premio se ha entregado en sesenta y ocho ocasiones a noventa y seis filmes y esperan seguir recorriendo este camino.

 

Roman Polanski regresa a Cannes

El cineasta, productor y guionista polaco francés Roman Polanski presentará en la próxima edición del Festival de Cannes, fuera de competición, su más reciente película: D’après une histoire vraie; mientras que el director argentino Santiago Mitre proyectará La cordillera en la sección Una Cierta Mirada.

El largometraje de Polanski es una adaptación de la novela homónima de la escritora francesa Delphine de Vigan, protagonizado por su pareja, Emmanuelle Seigner, y por Eva Green.

El realizador franco-polaco, que regresa a Cannes tras haber participado en 2013 con La Vénus à la fourrure, obtuvo la Palma de Oro del festival en 2002 por El pianista.

Mitre llevará a la sección paralela Una Cierta Mirada un drama de intriga política y familiar que pone al reconocido actor Ricardo Darín en la piel del presidente argentino Hernán Blanco.

Los organizadores del certamen, que se celebrará entre el 17 y el 28 de mayo, anunciaron que esas dos cintas son algunas de las que completan la selección oficial. 

Amazon y Netflix confirman su asalto a Cannes

Uno de los aspectos que llama la atención en la 70 edición del Festival de Cannes es cómo avanzan en Hollywood las plataformas de Internet Amazon y Netflix, que se perfilan como los nuevos gigantes de la industria del cine.

Amazon, uno de los reyes de la venta online, y Netflix, líder en series, ya han revolucionado el mundo de la televisión y se están abriendo camino en Hollywood produciendo cine. Tienen miras altas, quieren producciones de calidad. 

En la carrera por la Palma de Oro han conseguido colocar tres películas. Es una situación "única e inédita", dijo el director artístico del certamen, Thierry Frémaux, al presentar la programación. 

Neflix lleva Okja, del realizador surcoreano Joon-ho y protagonizada por Lily Collins, Tilda Swinton y Jake Gyllenhaal, así como The Meyerowitz Stories, del estadounidense Noah Baumbach y con Adam Sandler, Ben Stiller y Dustin Hoffman en el reparto.

Amazon, que ya inauguró Cannes el año pasado con Café Society, de Woody Allen, competirá con Wonderstruck, de Todd Haynes, en la Julianne Moore y Michelle Williams figuran al frente del cartel.

A pesar del poco tiempo que lleva en el negocio Amazon, el grupo empresarial que vende de todo en su plataforma y cuyo dueño Jeff Bezos se hizo con uno de los diarios más importantes de Estados Unidos (The Washington Post), desembarca en Cannes causando sensación.  

Se hizo con los derechos de estreno de dos películas bendecidas este año con el Oscar: Manchester by the Sea y la iraní The Salesman. Además, acaba de hacerse con los derechos de streaming de 40 películas mostradas en el último festival South by Southwest (SXSW) y recientemente ha llegado a un acuerdo con varias productoras independientes como Le Grisbi, que estuvo respaldando Birdman, de Alejandro González Iñárritu. Todo ello indica que Amazon ha entrado en el negocio para quedarse. 

El anuncio de la participación de estas tres producciones en Cannes no resultó del agrado de los exhibidores franceses, que alzaron su voz ante la perspectiva de que Netflix no estrenase las películas en sus cines y se limitase a mostrarlas solo en su plataforma.  

En Francia, una película no puede ser ofertada en un servicio de streaming hasta un largo tiempo después de su estreno en cines. Así, aunque se estuvo hablando de un pacto para un estreno limitado en el país, al final no se llegó a un acuerdo y el Festival de Cannes acaba de anunciar que en 2018 no admitirá películas que no vayan a ser estrenadas en los cines franceses. 

Se trata de todo un espaldarazo al modelo tradicional de exhibir películas, pero coloca a los directores ante la disyuntiva de rodar un película o elegir Cannes. 

Apenas han pasado dos años desde que Netflix anunció a bombo y platillo un nuevo modelo de distribución al respaldar la película de Cary Joji Fukunaga "Beasts of No Nation", protagonizada por Idris Elba, en el se simultaneaba el estreno en salas estadounidenses y el streaming en todo el mundo. 

La plataforma de contenidos audiovisuales, que a finales de marzo contaba con 98,75 millones de suscriptores en todo el mundo, se abrió primero camino en la pequeña pantalla con series como House of Cards, Stranger Things o The crown, pero para reinar en el mundo del entretenimiento hay que pasar por Hollywood, y en esa ambiciosa conquista ha seducido a actores taquilleros como Adam Sandler, que se ha convertido en la primera estrella cuyas próximas cuatro películas se verán antes desde el sofá que en una butaca del cine. Sus próximos films no se estrenarán en los cines, sino que se mostrarán directamente en este servicio de streaming. 

Todo ello coincide con que ha ido perdiendo fuelle el romance que mantenía Hollywood con Cannes, que se había convertido en plataforma de lanzamiento de alguno de los esperados blockbuster del verano. Los grandes estudios han descubierto que resulta más lucrativo estrenar en mercados pujantes como ahora es China y, de paso, evitar críticas negativas.

En su 70 cumpleaños Cannes no parece perder el compás de los tiempos y abraza a los nuevos gigantes que desafían la industria tradicional, los mismos que están difuminando la frontera entre la pequeña y la gran pantalla. Sin embargo a partir del año que viene se coloca a determinados directores ante una disyuntiva: ¿el presitigio de la Palma de Oro o la película? 

Tres, dos, uno. Comenzó la cuenta regresiva. El Festival Internacional de Cine de Cannes extiende el miércoles 17 mayo su glamorosa alfombra roja, por donde desfilarán algunas de las estrellas más rutilantes del orbe. Y todo para elegir a la mejor película del año entre 19 cintas de realizadores de renombre como el coreano Bong Joon-ho, los estadounidenses Sofia Coppola y Todd Haynes, el ruso Andrey Zvyagintsev, y el griego Yorgos Lanthimos, por solo nombrar algunos.

Una difícil tarea que fue encomendada este año al español Pedro Almodóvar, quien encabeza el jurado junto con Maren Ade, Jessica Chastain, Fan Bingbing, Agnés Jaoui, Park Chan-wook, Paolo Sorrentino, Gabriel Yared y Will Smith, quienes tendrán que hacer honor a la tradición del Festival, que este año rinde tributo a la actriz italiana Claudia Cardinale con un cartel que muestra a la actriz de El gatopardo danzando en los tejados de Roma.

Un poster que, como dicta la tradición, representa el espíritu de cada edición de la justa cinematográfica, que alcanza ya 70 años. 

Setenta años de películas. Y tambien de carteles realizados por verdaderos artistas de la imagen. En un primer tiempo, por cierto, las ilustraciones de trazos suaves y modernos componían la obra visual. El realismo parecía ser importante para los diseñadores de los afiches. Pero este estilo pictórico le dio paso a la fotografía en 1992 con la imagen de Marlene Dietrich como punto focal.

A partir de ese momento, se alternan las ilustraciones con fotogramas, carteles de películas y fotografías, obteniendo estas últimas cada vez más protagonismo a medida que avanzaban los años. Así Juliette Binoche, Marilyn Monroe, Paul Newman y Joanne Woodward, Marcello Mastroianni o Ingrid Bergman fueron los grandes homenajeados en las últimas ediciones.

“Único e inédito”, así declaró Thierry Frémaux, director del Festival de Cannes 2017, al revelar que Netflix participará en el certamen más esperado de la comunidad francesa y el mundo cinematográfico. Pero esta plataforma de streaming no está sola. Amazon también se coló en la competencia oficial por la Palma de Oro. La lista contempla 20 películas de 18 directores.

Netflix batalla con dos películas. La primera es Okja, dirigida por Bong Joon-ho y protagonizada por Tilda Swinton. La historia relata las aventuras de una niña llamada Mija que hará todo lo posible por evitar que una empresa multinacional secuestre a un raro animal llamado Okja. Fue filmada en Corea del Sur y en Estados Unidos. El presupuesto fue de 50 millones de dólares.

La otra cinta es The Meyerowitz Stories, una comedia dramática dirigida por Noah Baumbach y protagonizada por Adam Sandler, Ben Stiller, Emma Thompson y Dustin Hoffman. El proyecto revela los problemas de una familia neoyorkina dominada por la figura paterna.

También es conocida como “Yeh Din Ka Kissa” | Fotografía: collider

A pesar del debut cinematográfico de Netflix, la compañía puede tener vetada su participación para el próximo año, debido a las políticas en transmitir sus películas solo a sus suscriptores y no en los cines franceses.

Por su parte, Amazon –que participó el año pasado con cinco películas– vuelve a Cannes para presentar dos cintas. La primera es Wonderstruck dirigida por Todd Haynes y protagonizada por Julianne Moore y Michelle Williams. El drama está contado en dos tiempos: en 1927 una niña sorda emprende un viaje para buscar a su actriz favorita, Lillian Mayhew. Cincuenta años más tarde, un niño buscará a su padre en la mega ciudad de Nueva York.

Inspirada en la novela del mismo nombre escrita por Brian Selznick | Fotografía: justjared

La segunda joya es You Were Never Really Here, una cinta franco-británica-estadounidense dirigida por Lynne Ramsay. La historia envuelve a un veterano de guerra que intenta salvar a una niña de una red de tráfico sexual. Está protagonizada por Joaquin Phoenix y Alessandro Nivola.

Basada en la novela de Jonathan Ames | Fotografía: collider

 

El jurado de la 70 edición de Cannes tendrá una competición bien reñida. Con estos estudios digitales, el festival abre las puertas a nuevas plataformas de difusión que invierten en nuevos formatos, autores, lenguajes y realidades. Por otro lado, Cannes servirá de escenario para estrenar los dos primeros episodios de Twin Peaks, de David Lynch, y un abreboca de la serie Top of the lake: China Girl, de Jane Campion.

Fotografía principal: collider

“La familia”, primer largometraje del director venezolano Gustavo Rondón Córdova, debutará en la Semana de la Crítica de Cannes, la cual tendrá lugar desde el 18 al 26 de mayo. Desde su creación en 1962, este evento tiene como objetivo dar a conocer las óperas primas de directores de todo el mundo.

Será la primera vez que un filme dirigido por un venezolano esté presente en esta sección del Festival de Cannes. Es por ello que Rondón no oculta su satisfacción al hablar sobre su participación en el mismo. “Para mí ha sido una gran alegría y para todo el equipo es la consecución de un trabajo muy extenso realizado por muchas personas”, asegura.

“La familia” relata la historia de Andrés (Giovanny García), un padre de 35 años que vive en un barrio obrero de Caracas junto a su hijo Pedro (Reggie Reyes), de 12 años. Debido a que Andrés pasa mucho tiempo fuera trabajando, su hijo crece en un ambiente violento.

“Un día Pedro se pelea con otro niño en el barrio y lo hiere gravemente. Así que el padre por temor a una venganza decide abandonar el lugar y eso genera un viaje de conocimiento para ellos, además de la posibilidad de volverse a encontrar y que se genere una reunión. Aunque sea una reunión un poco involuntaria y un poco particular”, explica el director.

Reggie Reyes (14 años) no tenía experiencia en el mundo de la actuación | Fotografía: Twitter La Familia  

Rondón asegura que no hace cine con la intención de dejar mensajes, sino que más bien pretende explorar las relaciones humanas en conflicto. “Lo que la película plantea es cómo a través de un viaje por una ciudad tan compleja como lo es Caracas, en la cual se van consiguiendo situaciones y personajes, los protagonistas van entendiendo que lo único que realmente se tienen es el uno al otro”, dice sobre el argumento.

Sobre cómo la ciudad influye en la trama, el director asegura que es un personaje más: “Caracas de alguna manera está muy presente en la película y empuja a los personajes a ser como son y hacer lo que hacen”.

Hasta el momento Rondón sólo había trabajado en cortometrajes. El último de ellos, “Nostalgia” fue parte de la selección oficial del Festival de Cine de Berlín (2012). “La complejidad de un largometraje es exponencial”, asegura Rondón. “Fue un proyecto en el que hemos trabajado 4 años ininterrumpidamente. Eso ha significado tener la cabeza bien puesta para ser muy fiel a la historia, y sobre todo, cuidar los personajes en un período tan largo de tiempo”.

"Los protagonistas van entendiendo que lo único que se tienen es el uno al otro", dice Rondón.

Después de tanto esfuerzo, el debut en una cita tan importante para la industria del cine se siente como un premio para todos los involucrados en el proyecto. “Es el mejor arranque posible. Todo lo que nos imaginamos, todo por lo que trabajamos de alguna manera lleva a esto”, afirma.

El director asegura que la próxima etapa es lograr que el filme “llegue a la mayor cantidad de espectadores en el mundo”. Eso incluye la preparación de su estreno en Venezuela. “Todavía no está programado pero ya veremos si sucede este mismo año o a comienzos del que viene”, asoma. 

Fotografía principal: El Universal 

Los actores estadounidenses Jessica Chastain y Will Smith, el realizador italiano Paolo Sorrentino y la artista china Fang Bingbing forman parte del grupo de ocho personas que acompañará al director español Pedro Almodóvar en el jurado del Festival Internacional de Cannes.

Los organizadores del encuentro cinematográfico francés señalaron que Chastain, nominada dos veces a los Oscar, es “una de las intérpretes estadounidenses más solicitadas de su generación” y responsable de grandes actuaciones en largometrajes como Zero Dark Thirty, de Kathryn Bigelow; y El año más violento, de J. C. Chandor.

De Smith –postulado a dos premios de la Academia de Hollywood– destacaron su amplia filmografía, en la que el también productor y cantante ha alternado éxitos de taquilla como Hombres de negro, de Barry Sonnenfeld, con retratos de grandes íconos como Ali de Michael Mann; o En busca de la felicidad, de Gabriele Muccino.

Sorrentino, según el comunicado, vuelve a Cannes como jurado tras haber presentado siete de sus ocho filmes en el certamen. De ellos, Il Divo se llevó el Premio del Jurado en 2008.

Junto con ellos estarán, presididos por Almodóvar, la directora, guionista y productora alemana Maren Ade, que presentó el año pasado en Cannes Toni Erdmann; y Fan Bingbing, Concha de Plata a la Mejor Actriz en el pasado Festival de San Sebastián por Yo no soy Madame Bovary, de Feng Xiaogang. Otros miembros serán la actriz, guionista y directora francesa Agnès Jaoui, premio al Mejor Guion en 2004 en Cannes por Como una imagen; el realizador surcoreano Park Chan-Wook, Gran Premio de Cannes en 2004 por Old Boy y Premio del Jurado en 2009 por Thirst; y el compositor francés Gabriel Yared.

La 70º edición del festival se celebrará entre el 17 y el 28 de mayo.