Miss Venezuela

 

Banner Landscape 2

Robert Pattinson se apunta al premio de mejor actor en Cannes

Una de las frases que más se ha escuchado hoy a la salida de la proyección de Good time en el Festival de Cannes es: "el mejor trabajo de su carrera". Si el actor Robert Pattinson echa una ojeada a Twitter estará encantado con lo que lee, pues la crítica presente en el certamen francés ha caído rendida a la incursión del británico en el hampa neoyorquina. 

Pattinson protagoniza Good time, la película que los hermanos estadounidenses Josh y Benny Safdie presentaron a concurso. 

En su quinto largo, los Safdie llevan al espectador por las calles de Queens, en su Nueva York natal, donde un ladrón de poca monta (Pattinson) roba un banco para llevarse a su hermano que sufre algún tipo de retraso mental (y encarnado el propio director Benny Safdie) a un lugar en el campo. Ahí comienza una frenética noche, una huida hacia adelante en la que sale mal todo lo que puede salir mal. 

El actor, de 31 años, explicó hoy que tan sólo con ver un tráiler de una película de ellos ya sabía que el trabajo con los Safdie iba a ser "algo totalmente diferente". "Y es raro ver algo así", insistió el Pattinson, que ya pasó por Cannes presentando Maps of stars, de David Cronenberg, sin causar la misma impresión. 

La película se rodó en Nueva York y para Pattinson, una de las razones del buen resultado ha sido que se hizo un trabajo "realmente largo" puliendo el guión. Además, él se mudó dos meses antes del rodaje a vivir cerca de Josh Safdie en la Gran Manzana y así poder conversar más estrechamente con los directores y ensayar situaciones que podrían estar relacionadas con la película para después incorporarlas al personaje. 

Pattinson, que en la cinta aparece desaliñado y con el cabello teñido de rubio, contó que le encantó no ser reconocido. "Tenía miedo que los paparazzi descubrieran lo que hacíamos y lo destruyeran. Rodamos toda la película en Nueva York y nadie nos hizo una foto con el móvil", agregó. 

La cinta, que cuenta con la colaboración musical de Iggy Pop, cuenta además con Jennifer Jason Leigh, en un breve papel y Buddy Duress, un actor con ficha policial. "Yo fui delincuente. Ahora intento enfocarme en lo positivo. Hace tres años estaba en un lugar bien malo y pensar que ahora estoy en Cannes", dijo Duress, que parece casi salido de Los Soprano

Pattinson, ídolo de adolescentes desde que el éxito mundial de la saga Crepúsculo, carne de póster y de héroe de Hollywood, parece querer mantener las distancias con la meca del cine y labrarse una carrera en la que pesa más la autoría del director que su caché. 

En el pasado Festival de Berlín ya llamó la atención por The Lost City of Z. No le importó ser un secundario y prácticamente estar irreconocible bajo unas gafas y una tupida barba. Pero a cambio trabajó a las órdenes de James Gray.  

Además, formará parte del próximo proyecto de la francesa Claire Denis, a fines de año rodará con el neoyorquino Antonio Campos y después volverá a estar a las órdenes de David Michôd. "Estoy tan feliz de decir con la gente que voy a trabajar. Es una locura", indicó el actor, a quien muchos ya colocaban hoy el premio a la mejor interpretación masculina en sus manos. 

La primera cinta de los hermanos treintañeros en la competición de Cannes bebe del cine policial de los 70 y del cine independiente. Los Safdie construyen una historia en la que se dan pocas explicaciones sobre el pasado de los protagonistas y la acción resulta casi frenética. 

Good Time ha causado una muy buena sensación, todo lo contrario de la segunda propuesta presentada hoy a concurso en el Festival de Cannes, Krotkaya, del ucraniano Sergei Loznitsa. 

El director que concurre por tercera vez por la Palma de Oro tras My joy e In the fog se aventura a interpretar libremente La sumisa, de Fiódor Dostoyevski, centrándola en una mujer que emprende en la actualidad un largo viaje hacia una remota zona de Rusia, donde su marido está encerrado en una prisión. 

La corrupción, la impunidad y el desamparo en Rusia afloran en esta odisea protagonizada por Vasilina Makotseva. El director del documental "Maïdan", conocido por su posición antirrusa, insistió en que esta película financiada con dinero de varios países bálticos, así como de Ucrania y Alemania no está dirigida contra nadie. 

Krotkaya, que tuvo una más que discreta acogida, fue una de las decepciones de la jornada, como también lo ha sido la ausencia de un encuentro con la prensa del director estadounidense David Lynch, que hoy presentó los dos primeros capítulos de la tercera temporada de la mítica serie de televisión Twin Peaks, ya estrenados en Estados Unidos. 

Al legendario realizador estadounidense tan sólo se le podrá ver desfilando por la alfombra roja del Festival de Cannes. Fans no le faltan. 

ImprimirCorreo electrónico