Miss Venezuela

 

Banner Landscape 2

Ricardo Darín: más leña al fuego en Cannes

El actor argentino Ricardo Darín, la directora Sofia Coppola y la actriz Nicole Kidman no sólo tienen en común que presentaron hoy una película en el Festival de Cannes, sino que defendieron también la magia de la sala de cine y la pantalla grande.

En un certamen en el que ha estallado la rivalidad de los exhibidores de cine con las plataformas digitales como Netflix, no dejan de resonar las palabras del presidente del jurado Pedro Almodóvar, quien el primer día dijo que sería paradójico entregar una Palma de Oro a una película que no se puede ver en el cine. 

"Estoy de acuerdo con Almodóvar. Sería una paradoja", afirmó Darín durante la presentación de La Cordillera. "Pero también es cierto y hay que reconocerlo que estamos inaugurando nuevas etapas y hay que tener la mente un poco atenta para ver cómo nos paramos frente a esta nueva era que se nos viene ya encima, en donde vamos a tener que revisar conceptos ya establecidos, porque evidentemente lo que se viene es eso, esta lucha permanente entre el avance tecnológico, lo que es las redes que están a disposición del espectador" 

"Esa lucha que tenemos todos en este oficio para intentar seguir llevando gente fuera de su casa, para ver una película en el formato en el que fue pensado, en ese evento que significa estar con gente desconocida a una misma hora en la sala. Supongo que se viene una nueva era con la que ya estamos lidiando", continuó el actor, 

"Hay una gran lucha por delante, entiendo perfectamente la posición de Pedro, me parece que es muy valiente hacer esa defensa, sobre todo desde el lugar que él lo hace en esta ocasión", concluyó el actor, que acudió a Cannes investido de presidente de su país por obra y gracia de su compatriota Santiago Mitre, que concurre en la segunda sección de Cannes, Una Cierta Mirada, con este drama ambientado durante una cumbre de políticos latinoamericanos.  

Y también se manifestaron a favor de mostrar la película en una sala de cine la realizadora Sofia Coppola, que hoy presentó a concurso la elegante The Beguiled. "(Una película) siempre se ve mejor en pantalla grande", declaró. Y en especial en este caso, para poder apreciar mejor al atmósfera que consigue crear el director de fotografía (Philippe Le Sourd). 

"Nosotros rodamos en 35 mm y no en un teléfono. Espero que la gente lo vea en el cine", explicó la directora, que señaló además que, coincidiendo con el estreno en Cannes, la película se iba a mostrar también en los cines de Tarantino en Los Angeles. 

Al respecto Colin Farrell se mostró totalmente de acuerdo y recomendó ver el breve el video de David Lynch en el que increpa al espectador que ve películas en teléfono. 

Por su parte, Nicole Kidman, su compañera de reparto en esta cinta, dijo que cada formato tiene su espacio. Comentó que su serie de televisión Big Little Lies cuenta con un director de cine, Jean-Marc Vallée, sabiendo que estaba trabajando para ese formato. "Y creo que eso es importante, porque Sofía dijo que hizo esta película para la gran pantalla y hay una forma de encuadrar y otras cosas que se hacen por esa razón".

No obstante, agregó: "Necesitamos historias, necesitamos oportunidades y que las cosas se vean. El mundo está cambiando y nosotros tenemos que cambiar también". "Yo cumplo 50 este año y nunca tuve tanto trabajo como ahora y eso se debe en parte a que trabajo en cine y en televisión y estoy agradecida por ello", insistió. 

Más allá de que el Festival de Cannes haya decidido no volver a admitir películas financiadas por plataformas digitales que no se vayan a mostrar en las salas (francesas), el debate apenas acaba de empezar. 

ImprimirCorreo electrónico