la romantica FM

 

Banner Landscape 2

Entretenimiento

Emma Watson anunció anoche a través de su cuenta de Instagram, unas horas antes de la ceremonia de los BAFTA, qué donó un millón de libras (1,13 millones de euros) para crear el Justice and Equality Fund, un fondo que servirá para luchar contra el acoso y el abuso sexual.

El fondo se dio a conocer en una carta publicada ayer por la mañana en el diario The Guardian bajo el título 'Sisters, this is our moment to say Time's Up' (Hermanas, este es nuestro momento de decir 'Se acabó'), en la que casi 200 actrices respaldan el movimiento Time's Up, que se inició en Estados Unidos y que denuncia los abusos laborales y sexuales.

"Todos nosotros somos responsables de crear el cambio, trabajes en el sector que trabajes. Pedimos a todos que ayudemos a crear un mundo del que podamos estar orgulloso, uno que sea seguro, justo y equitativo. Por favor, únete y aporta tu donación al nuevo Fondo de Justicia e Igualdad, que apoyará a importantes organizaciones que trabajan para acabar con una cultura en la que el acoso y el abuso son comunes”, escribió Watson en el post con el capture de la carta.

Keira Knightley, Emma Thompson y Naomie Harris se encuentran entre las firmantes de la misiva, quienes han llamado a la "unidad" contra el acoso y el abuso sexual y la impunidad en todas las industrias y han recordado la ola de solidaridad de las mujeres de las últimas semanas.

La carta señala señala los "desequilibrios de poder" en el Reino Unido y la brecha salarial que afecta a mujeres entre 20 y 30 años es ahora "cinco veces mayor que hace seis años". Asimismo, las actrices firmantes aseguran que el cine es una herramienta clave al momento de "promocionar una visión de sociedad equitativa" y de conseguir emplear su papel como "comunicadores" para cambiar la manera en que la sociedad "ve y trata" a las mujeres.

Apenas llegó a la Berlinale se robó la atención –y los flashes- de todos. No podía ser de otra manera: Isabelle Huppert es una de las consentidas del Festival de Cine, al que ha asistido para mostrar Eva, un nuevo remake de la novela de James Hadley Chase, que ya fuera llevada al cine en 1962 por Joseph Losey con la actuación principal de Jeanne Moreau.

Solo que ahora es Benoît Jacquot el director de la película, que centra su atención en la historia de un dramaturgo bastante turbio que se hace famoso tras robar una comedia teatral a un escritor de prestigio. Solo que posteriormente comienza a experimentar una crisis creativa -que no es tal, pues nunca gozó de gran ingenio- y, para acabar con ella decide convertir en su musa a una prostituta de lujo de nombre Eva.

“Me sorprendió, después de leer el libro, lo moderno que era. Era mucho más sutil y complejo que la imagen que tenemos de la ‘femme fatale’”, explicaba Huppert antes del primer pase de Eva en Berlinale, donde sin embargo ha cosechado más críticas que loas.

 “No, no hice eso (consultar con prostitutas) ni me inspiré en otras películas", ha explicado la actriz francesa acerca de la construcción del personaje. "Con Benoît y con el diseñador de vestuario intenté establecer su aspecto visual... Así es como se prepara un papel. Creo que actuar se basa muchísimo en pensar. Simplemente hay que pensar en el personaje. No investigué ni me basé en ningún otro personaje. Es una mujer muy atípica, muy práctica, misteriosa... y eso la convierte en alguien muy ambiguo", agregó.

Benoît Jacquot, director de películas como Diario de una camarera y Adiós a la reina, confesó que el libro de Hadley fue, en el arranque de su adolescencia, el culpable de que se dedicara al cine. Y Huppert le respondió con gran agradecimiento: "Benoît es un director que no filma mi cuerpo, filma mi alma".

Inevitablemente, Huppert tuvo que referirse al movimiento Time's up, creado por más de 300 actrices, productoras y directoras de Hollywood para ayudar a las víctimas de acoso sexual en la industria.

“Todo lo que surge de ese movimiento lo acojo con mucha simpatía y esperanza. Hace mucho tiempo que todo esto que se ha dicho tenía que decirse”, dijo Huppert.

“Pero tengo que decir que, desde que hago cine, lo hago para hablar de las mujeres de una cierta manera. Por eso estoy muy contenta de que ciertas cosas se hayan dicho... de manera definitiva, espero”, agregó la protagonista de cintas como La pianista y Elle, con la que recibió una nominación al Óscar.

“Si pienso en similitudes entre Elle y‘Eva, puedo encontrarlas. Hay una cierta soledad en ambos personajes. Son muy inteligentes, nunca quieren que se las considere como víctimas, aparentemente tienen el control... Pero solo es eso, una apariencia. Detrás de la fachada hay algo más”.

centrado
Gaspard Ulliel, EL director Benoit Jacquot y las actrices Julia Roy e Isabelle Huppert en el pase de "Eva" en Berlinale

Siguiendo la protesta que se realizó en los Globos de Oro, la alfombra roja de los premios BAFTA (British Academy of Films and Arts) se tiñó de negro para denunciar el clima de abuso y acoso sexual que se vive en la industria del cine. En el London Royal Albert Hall, estrellas como Angelina Jolie, Margot Robbie, Octavia Spencer, Jennifer Lawrence o Salma Hayek se unieron a la protesta luciendo diseños de firmas como Gucci, Givenchy o Elie Saab Couture. 

Diseñadores, estilistas y actrices buscaron elementos diferenciadores en los vestidos. Salma Hayek optó por un diseño de Gucci con mangas largas y bordado con un par de flores rosas para añadir un toque de color. J-Law, de Dior Couture, aligeró el peso del negro con un toque de blanco y unos labios rojos. Por su parte, la protagonista de Lady Bird, Saorise Ronan utilizó un Chanel Couture con transparencias. 

Entre las que no usaron negro, se encuentra la duquesa de Cambridge. Kate Middleton, quien acudió junto al Príncipe William, lució un diseño verde botella de Jenny Packaham que si bien no se une a la protesta, tampoco desentona. La actriz Frances McDormand también rompió la marea negra con un vestido estampado de Valentino. 

Tres anuncios en las afueras triunfa en los Bafta

La película Tres anuncios en las afueras (Three Billboards Outside Ebbing, Missouri), el filme de Martin McDonagh acerca de una madre que no escatima en enfrentarse a todos para denunciar la desidia de las autoridades ante el brutal asesinato de su hija, fue galardonado como la Mejor Película en los premios Bafta, que entrega la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión, y que son considerados los Óscar del cine británico.

La cinta obtuvo otros cuatro reconocimientos: Mejor Película Británica, Mejor Actriz (Frances McDormand), Mejor Actor Secundario (Sam Rockwell) y Mejor Guion Original para McDonagh.

“Gracias a todos. Esta es un filme optimista, pero también trata sobre el enfado. Estamos viendo que el enfado es la única forma de conseguir la atención de la gente, y por eso les damos las gracias a los Bafta”, aseguró McDonagh sobre el escenario cuando el actor británico Daniel Craig le entregó la estatuilla. “Ya hemos dado las gracias antes, así que podemos terminar rápido e irnos a cenar”, comentó, entre risas, Graham Boradbent, uno de los productores del filme, al recoger el premio.

Tres anuncios en las afueras que ya ganó el Globo de Oro a la Mejor Película Dramática en enero, se perfila así como la favorita para conquistar el Oscar a la Mejor Película que se entregará el domingo 4 de marzo. De obtenerlo, sería el segundo Oscar para el británico McDonagh, quien en 2006 recibió el premio de la Academia de Hollywood al Mejor Cortometraje por Six Shooter.

El filme se impuso a Llámame por tu nombre, Las horas más oscuras, Dunkerque y La forma del agua, esta última realizada por Guillermo del Toro, que obtuvo la estatuilla al Mejor Director.

“Gracias a la academia por todo el apoyo brindado. La cultura inglesa me ha marcado mucho y me ha inspirado desde siempre. No oculto lo importante que han sido en mi carrera”, aseguró el mexicano.

Los principales premios, que se entregaron en el Royal Albert Hall de Londres, se distribuyeron así: Mejor Actor para Gary Oldman (Las horas más oscuras), Mejor Actriz Secundaria para Allison Janney (I, Tonya), Mejor Actor Revelación para Daniel Kaluuya (¡Huye!), Mejor Guion Adaptado para James Ivory (Llámame por tu nombre), Mejor Película de Habla no Inglesa para The Handmaiden (Corea del Sur); I am not your negro ganó como Mejor Documental y el Premio a la Mejor Película Animada lo obtuvo Coco

La duquesa de Cambridge, Catherine, hizo su entrada en la alfombra roja de los premios del cine británico Bafta con un vaporoso vestido verde oscuro, con cinturón negro, firmado por Jenny Peckham, y que ella acompañó con un collar de esmeraldas y pulseras de diamante. Solo que todas las actrices, productoras y directoras presentes se habían puesto de acuerdo para vestir de negro como reivindicación contra el acoso sexual,  

Catherine desfilo por la alfombra roja acompañada por su esposo, William, el segundo en la línea de sucesión de la corona británica, quien es presidente de los BAFTA desde 2010. la ceremonia tuvo lugar en el Royal Albert Hall de Londres.

En los últimos días se había especulado con la posibilidad de que la duquesa se uniera a las actrices en su protesta contra el acoso vistiendo de negro, un color que eligió para su traje del año pasado en esta misma celebración. 

Pero la duquesa de Cambridge, como es habitual en los miembros de las casas reales, no se sumó a esta protesta política, donde sí participaron la mayoría de las actrices, entre ellas Angelina Jolie, Saoirse Ronan, Salma Hayek, Kristin Scott Thomas, Olivia Spencer o Sally Hawkins, señala efe. Si embargo el lazo negro, el bolso y los zapatos del mismo tono fue una señal discreta de su respaldo a la lucha contra el acoso. 

Chyno Miranda cantará en Premios Lo Nuestro

El próximo 22 de febrero se llevará a cabo la 30 entrega de Premios Lo Nuestro en el American Airlines Arena, en la ciudad de Miami. La ceremonia reunirá a los más grandes exponentes de la música hispana, y entre ellos estará presente el cantante venezolano Chyno Miranda, quien dio a conocer su asistencia a través de su cuenta de instagram

“Es un honor y un privilegio haber recibido esta gran noticia, estaré este 22 de febrero en la presentación número 30 de Premios Lo Nuestro, donde se estarán celebrando 3 décadas de historia de la música latina, qué orgullo poder estar ahí, no saben lo feliz que me siento!”.

El cantante venezolano compartirá escenario con artistas como Olga Tañón, Wisin y Yandel, Alejandro Férnandez, Daddy Yankee, Romeo Santos, Pepe Aguilar, Pitbull, David Bisbal, J Balvin, Gloria y Emilio Estefan, Maluma, Sergio George (...).

Es la primera vez, desde que Premios Lo Nuestro iniciara su historia en 1989, que no se entregarán galardones por categoría sino que se premiará lo mejor de la cultura musical latina.

 

Si hay una película que se ajusta este año a la ola de denuncias por abuso sexual que sacude a Hollywood, esa es Tres anuncios en las afueras (Three billboards outside Ebbing, Missouri), que narra la historia de una madre que denuncia la desidia de las autoridades frente a la violación y asesinato de su hija.

Por eso extraña que su protagonista, la actriz estadounidense Frances McDorman, haya decidido pasar por alto el código negro imperante en la ceremonia de los premios Bafta, considerados el Óscar británico. Esto es: una vez más las actrices, directoras y productoras de cine acordaron vestir de negro para  visibilizar el movimiento Time’s up, fundado por más de 300 mujeres poderosas de Hollywood para luchar contra los acosos sexuales. Un movimiento que ya ha logrado recaudar la nada despreciable cifra de 21 millones de dólares en USA.

Y McDormand, la favorita en la categoría de Mejor actriz, asistió con un vestido de Valentino, sí, con fondo negro, pero estampado en rojo y rosa. Solo que ella misma se encargó de explicar el por qué apenas subió al escenario a recoger su estatuilla:

“Como ha dicho Martin (McDonagh, el director de Tres anuncios en las afueras), tengo un pequeño problema con la docilidad”, dijo la actriz, en referencia a su vestido, lo que provocó la carcajada de los presentes.

“Pero quiero que sepan que estoy en total solidaridad con mis hermanas, que están de negro esta noche. Y también quiero decir que apreciaría un acto de desobediencia civil bien organizado y estoy emocionada de que activistas alrededor del mundo se hayan inspirado en la dirección de arte de la película de Martin y lo hayan llevado a las calles para formar parte del discurso público positivo que está teniendo lugar”. 

El fuego afectó parte de la casa que el cantautor venezolano Ricardo Montaner tiene en la localidad dominicana de Arroyo Barril, en la turística provincia de Samaná (noreste), según informó hoy el propio artista, quien, sin embargo, aseguró que "todo está bajo control y sin nada que lamentar". 

El fuego causó "algunos daños materiales. Dios actuó parando los vientos", escribió el interprete de temas como La conga, Ojos negrosLa cima del cielo en Twitter. 

Aunque no precisó el origen, narró que parte de su familia se encontraba en la casa y que junto al personal "apagaron con el agua de la piscina y extinguidores (extintores) el fuego que tomó una sexta parte de la nave principal", reseñó Efe.

Agregó que la comunidad de Arrollo Barril "tiene una estación de bomberos sin camión y sin bomberos (y) no tiene policía propia y depende de otras comunidades para atender emergencias". 

En esta localidad "tendremos nuestra escuela, antes los vecinos necesitan resolver sus problemas básicos". 

Montaner, nacido en Argentina, anunció a finales de 2016 que construirá una escuela de enseñanza alternativa en esa localidad junto a su esposa, Marlene Rodríguez.