Banner prueba2

Diplomacia

La Casa Blanca desmiente la noticia publicada por el diario Washington Post y por otros organismos de comunicación de Estados Unidos, acerca de que Donald Trump habría revelado información secreta sobre el grupo Estado Islámico al ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov.

"La historia que fue publicada, y la forma en que fue relatada, es falsa. El presidente y el ministro de Asuntos Exteriores revisaron una serie de amenazas, comunes a nuestros dos países, incluyendo amenazas a la aviación civil. En ningún momento se discutieron fuentes o métodos secretos. El presidente no reveló ninguna operación militar que no fuera del conocimiento público. Yo estaba en la sala. No ha sucedido ", afirmó R. McMaster, Consejero de Defensa de la Casa Blanca.

Según el Washington Post, el Presidente de Estados Unidos ha puesto a disposición de Sergei Lavrov información sobre la posibilidad de que los extremistas utilicen ordenadores portátiles para realizar algún tipo de ataque terrorista en vuelos comerciales, afirmaciones que McMaster desmiente.

La reunión entre Trump y la delegación rusa se produjo un día después de que el presidente estadounidense había despedido al director del FBI, James Comey, que investigaba la supuesta coordinación de la campaña electoral de Trump con el Kremlin, lo cual ha sido foco de polémica para la prensa internacional.

Sin embargo, un factor fundamental en ese encuentro, es que todas las cuestiones que han divido las posturas diplomáticas y la política internacional de ambas naciones, ahora los dos poderes se basan en el pragmatismo de un nuevo comienzo.

 

Moon Jae-in presidente surcoreano

Corea del Sur eligió a Moon Jae-in como nuevo Presidente de la República y en el primer discurso oficial durante la ceremonia de posesión, el primer liberal en casi una década en la presidencia mostró ya tener una agenda clara y precisa para su gestión.

Moon Jae-in relevó su lado y faceta como experto en defensa de los derechos humanos al anunciarse dispuesto a visitar a Pyongyang si se reúnen y cumplen las condiciones y negociar con Washington y Pekín.

Los Estados Unidos son aliados de Seúl y el sistema de defensa antimisiles montado en el país intimida a China, importante aliado comercial de Corea del Sur.

Habiéndose declarado dispuesto a una presidencia inclusiva, también para los que no lo apoyan, Moon Jae-in parece tener prisa en apaciguar la tensión acumulada en los últimos meses en la Península Coreana, marcada principalmente, por los constantes e irritantes ensayos nucleares de Corea del Norte, quienes parecen no acatar ninguna resolución del Consejo de Seguridad ni de la Comunidad Internacional, y todos los choques de influencias y poderes que estos suponen en la geopolítica internacional.

Jae-in sucede a Park Geun-hye, quien había sido destituida en marzo, tras un juicio, luego de verse envuelta en un enorme escándalo de corrupción y de juego de influencia con su mejor amiga, a quien se le había concedido un importante poder en la política de Seúl.

Corea del Sur es ahora un país en el que el electorado está dividido, factor que se refleja en un parlamento fracturado, el 41% garantizado por Jae-in para la victoria , pero quien se enfrentó al 24% del candidato conservador leal a la saliente Park Geun-hye. A quien tuvo como competidor directo de Jae-in, centrista, tuvo un 21.4 por ciento de votos. Sin embargo, el margen de victoria de Moon Jae-in es cómodo.

Moon Jae-in necesitará acuerdos políticos y asociaciones partidistas en el parlamento para crear los adelantados 500 mil puestos de trabajo o reformar los conglomerados económicos gestionados por clanes y atacar la corrupción que se ha convertido en el elemento latente de estas elecciones.

La participación electoral tuvo cifras récord en los últimos 20 años, en un país de división ideológica y generacional de 51 millones de personas.

 

El presidente norteamericano, Donald Trump, defendió este miércoles la dimisión del director del FBI, James Comey.

Comey conducía una investigación a las posibles relaciones entre el equipo de campaña de Trump en las elecciones de 2016 y Rusia.

El presidente estadounidense utilizó el tweet para atacar al Partido Demócrata, que criticó la decisión presidencial.

"Comey ha perdido la confianza de casi todos en Washington, Republicanos y Demócratas, cuando las cosas se calmen me van a agradecer!"

"James Comey será reemplazado por alguien que hará un trabajo mucho mejor, trayendo de vuelta el espíritu y el prestigio del FBI", afirmaba confiado el primer mandatario norteamericano.

Rusia reaccionó a través del portavoz de la presidencia, Dmitri Peskov quien aclaraba que la dimisión del director del FBI es un asunto interno de Estados Unidos

"Esperamos que esto no afecte las relaciones. Es un asunto interno de los Estados Unidos. Es una decisión soberana del presidente de EEUU que no tiene nada que ver, y no debe tener nada que ver, con la Federación Rusa ".

La expulsión del director del FBI surgió después de que se informó que la organización había enviado una carta al Congreso para corregir el registro de las declaraciones hechas en el testimonio de Comey sobre Huma Abedin, una colaboradora de Hillary Clinton, sobre el polémico caso de los e-mails, que inculpaban a la candidata demócrata de haber manejado información confidencial de Estado a través de direcciones personales.

 

El centrista Emmanuel Macron acudió hoy a un acto en conmemoración del final de la Segunda Guerra Mundial junto al presidente saliente de Francia, François Hollande, a quien sucederá oficialmente en el cargo el próximo domingo. 

El dirigente de 39 años, que será el presidente más joven de la etapa democrática francesa, se impuso en los comicios a la ultraderechista Marine Le Pen con un 66 por ciento de los votos, cito DPA.  

"Lucharé con todas mis fuerzas contra la división que nos mina y nos abate", anunció el dirigente del movimiento En Marcha! tras su elección en la noche del domingo.  

Macron estuvo hoy junto a Hollande en la ceremonia en la Tumba del Soldado Desconocido bajo el Arco del Triunfo en los Campos Elíseos, para recordar el final de la guerra hace 72 años. Ambos guardaron un minuto de silencio y a continuación se escuchó el himno nacional, "La Marsellesa", y luego "Le Chant des partisans", el himno de la resistencia francesa. 

El próximo domingo es el último día del mandato de Hollande, por lo que la toma de posesión del nuevo jefe de Estado no podía demorarse más. Esta tarde Hollande volará a Berlín en una visita de despedida de la canciller Angela Merkel y una asesora de Macron ya ha anunciado que su primer viaje oficial será también para entrevistarse con la jefa de Gobierno germana.  

En declaraciones a los medios tras el homenaje, Hollande ofreció su apoyo a su sucesor por si necesita "cualquier información, cualquier consejo, experiencia...". "Siempre estaré a su lado", añadió. Macron, que fue ministro de Economía dos años con Hollande, fue atacado en la campaña por sus críticos calificándolo como el "delfín" del mandatario socialista, que acaba su mandato con la popularidad por los suelos.  

En 2012 el entonces presidente conservador Nicolas Sarkozy también invitó al acto al vencedor de los comicios, el socialista Hollande, pocos días antes del traspaso del poder. 

La victoria de Macron, un independiente que se autodefine como "ni de izquierda, ni de derecha", fue recibida a nivel internacional con alivio porque Le Pen amenazaba en su programa electoral con abolir el euro y convocar un referéndum sobre la permanencia de Francia en la Unión Europea (UE). 

Los líderes mundiales le ofrecieron su cooperación.  "Estoy deseando trabajar con él", escribió en su cuenta de Twitter el presidente estadounidense, Donald Trump, mientras que el ruso, Vladimir Putin, instó a Macron a superar la desconfianza mutua en aras de la estabilidad y la seguridad internacionales.  

Durante la campaña, Moscú mostró su simpatía por Le Pen y la posición de Macron es crítica hacia Rusia. Su movimiento En Marcha! acusó a los medios rusos de inmiscuirse en la contienda electoral. 

Una vez terminado el escrutinio, el Ministerio del Interior confirmó esta mañana que Macron obtuvo unos 20,8 millones de votos, un 66,1 por ciento, frente a los 10,6 millones de Le Pen (un 33,9%). La participación electoral fue de un 74,6 por ciento.  

Tras su toma de posesión, Macron nombrará un nuevo Gobierno. Es tradición que el primer ministro renuncie tras las elecciones para dejarle vía libre al presidente electo. Aún se desconoce a quién quiere Macron como sucesor de Bernard Cazeneuve, pero además se enfrenta al desafío de obtener una mayoría parlamentaria en las elecciones legislativas que serán en junio. Sin el apoyo de la Asamblea Nacional el nuevo jefe de Estado no puede designar al primer ministro de su elección.  

En su campaña, el futuro presidente anunció una serie de reformas económicas que ya han sido duramente criticadas por los sindicatos y la izquierda, por lo que es de esperar que no consiga imponerlas de forma sencilla. 

"Ser periodista en México es una condena a muerte más que una profesión".

Amnistía Internacional se ha unido a varias organizaciones que condenan la muerte de un sexto periodista, en los últimos tres meses en el país, denunciando "una situación alarmante para la libertad de expresión".

Javier Valdez Cardenas, de 50 años de edad, fue abatido en plena calle el lunes en el estado de Sinaloa, bastión del cártel de Joaquín "El Chapo" Guzmán, actualmente detenido en Estados Unidos.

El colaborador de la agencia noticiosa France Presse (AFP), y fundador de la revista Riodoce, fue uno de los raros periodistas que garantizaba una cobertura independiente de la guerra de los carteles y de las operaciones del ejército contra los traficantes de droga.

En uno de sus últimos artículos publicados por la agencia AFP, Cardenas relataba la guerra de sucesión dentro del cártel de Sinaloa.

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto condenó igualmente el asesinato, exigiendo a las autoridades que investiguen las circunstancias de la muerte de Cardenas.

Con 105 periodistas asesinados desde el año 2000, México es el tercer país más mortífero para la profesión, luego de Siria y Afganistán.

Un número que contrasta con las críticas a la supuesta impunidad de los asesinos, cuando la mayoría de los casos todavía queda por aclarar.

La libertad de prensa y de expresión en general no sólo es un derecho humano fundamental, es una necesidad. Los medios de comunicación, la televisión, la radio, la prensa escrita, o cual sea su vía de trasmitir la información, son pilares que garantizan la democracia, y la denuncia a los actos que afectan a la población y que atentan contra los derechos humanos, en todos los países del globo. El mundo lamentablemente, ha retrocedido considerablemente en esta materia. En el mundo globalizado de hoy, se han encontrado vías alternas de comunicación, tal como las redes sociales, que buscan contraponerse, a un sesgo comunicacional, que tristemente, muchos países afrontan hoy día.

Serguéi Lavrov en la Casa Blanca

Pese a las constantes y casi predeterminadas tensiones que se han vivido entre Washington y Moscú, el mundo ha observado con admiración la reunión en Washington entre el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y el presidente estadounidense, Donald Trump.

El encuentro con Serguéi Lavrov es el contacto de más alto nivel que Donald Trump ha mantenido con el Kremlin desde su llegada a la Casa Blanca y se produce solo un día después del fulminante despido del director del FBI.

No hay imágenes filmadas. Solo fotos y una declaración de la presidencia diciendo que Donald Trump ha instado a Rusia a "frenar sus aliados en Siria" para encontrar una solución al conflicto. Por su parte, Sergueï Lavrov dijo que había más en la relación con Washington.

Siria y Ucrania han sido los protagonistas de su encuentro. A su vez, han hecho un balance de las relaciones entre Washington y Moscú, tomando como punto de referencia, a la antigua administración Obama.

Lavorov, tras finalizar su reunión, declaraba que en este momento el diálogo está libre de la ideología que era característica de la administración de Obama. La administración de Trump, el propio presidente y el secretario de Estado son personas de acción, hoy me lo han vuelto a demostrar, opinaba el ministro de Exteriores rusos, a la vez que exhortaba a llegar a un acuerdo para resolver problemas concretos.

El ministro ruso también se reunió con su homólogo estadounidense, Rex Tillerson, con quien no solo discutió sobre Siria, sino también sobre la lucha contra el Estado islámico y Ucrania. Todas las cuestiones que han divido la postura diplomaticas y la política internacional de ambas naciones, pero que ahora los dos poderes se basan en el pragmatismo de un nuevo comienzo.

Empieza la era de una Francia “En Marcha”

Francia ha decidido: el exbanquero, ex primer ministro de finanzas, el liberal y europeísta Emmanuel Macron se convierte en el nuevo presidente de la República Francesa tras derrotar en una segunda vuelta -sin precedentes en la historia de la V República francesa- a la ultraderechista Marine Le Pen, del Frente Nacional.

Macron, de solo 39 años, ha roto toda clase de estereotipos y paradigmas en la escena política francesa. Macron se ha definido centrista, alejándose así de los partidos clásicos, como lo son los republicanos y los socialistas.

Emmanuel Macron ha ganado las elecciones con un 66,1% de los votos, aventajándose en unos treinta puntos a Le Pen, en un desenlace final menos apretado de lo que pronosticaban los sondeos.

Después de un primer discurso institucional desde su local de campaña, Macron eligió estar a los pies de las emblemáticas pirámides del Louvre, para dar un animado e inspirador mensaje a sus seguidores, aunque también se dirigió a los votantes de Le Pen, todo esto, presidido de manera solemne con el himno europeo, el himno de la alegría.

A los seguidores de Le Pen, Macron les ha manifestado su apoyo, respeto y ha prometido hacer lo posible, a lo largo de sus próximos 5 años en el Elíseo, para que éstos no voten nunca más por los extremos radicalizados.

Marine Le Pen no ha tardado en reconocer su derrota y se ha posicionado como líder de una “oposición” que va a intentar mejorar sus resultados en las legislativas de junio.

Pese a ser un neófito en la política, ya que será el presidente más joven en la historia de Francia, Macron ha conquistado, basado en su novicio partido En Marcha, de apenas uno meses de existencia, al electorado francés, al concebir y conseguir una “tercera vía” en la escena política francesa gracias al apoyo de numerosas personalidades y políticos procedentes de la izquierda y la derecha.

Ha sido la segunda victoria más holgada en una segunda vuelta desde tiempos de Charles de Gaulle. Solo Jacques Chirac mejoró estos resultados en 2002, también contra el candidato de la extrema derecha, entonces, Jean-Marie Le Pen, padre de la actual candidata, cuando se impuso con el 82 % de los sufragios. A los seguidores de Le Pen, Macron les ha manifestado su apoyo, respeto y ha prometido hacer lo posible, a lo largo de sus próximos 5 años en el Elíseo, para que éstos no voten nunca más por los extremos radicalizados.

Marine Le Pen no ha tardado en reconocer su derrota y se ha posicionado como líder de una “oposición” que va a intentar mejorar sus resultados en las legislativas de junio.

Macron pese a ser un neófito en la política, ya que será el presidente más joven en la historia de Francia, ha conquistado, basado en su novicio partido “En Marcha” de apenas uno meses de existencia, al electorado francés, al concebir y conseguir una “tercera vía” en la escena política francesa gracias al apoyo de numerosas personalidades y políticos procedentes de la izquierda y la derecha.

Ha sido la segunda victoria más holgada en una segunda vuelta desde tiempos de Charles de Gaulle. Solo Jacques Chirac mejoró estos resultados en 2002, también contra el candidato de la extrema derecha, entonces, Jean-Marie Le Pen, padre de la actual candidata, cuando se impuso con el 82 % de los sufragios.

La victoria de Macron, tras haber superado a su adversaria con creces, podría verse a simple vista un amplio apoyo en todo el país. Lo que no muestra estos resultados, es el porcentaje de personas que decidieron abstenerse o votar en blanco. Una cuarta parte de los franceses inscritos en los colegios electorales optó por no votar. Esta es la tasa de abstención más alta en Francia desde 1969. Lo que nos podría llevar a la conclusión, que una gran parte de los votos percibidos por Macron, eran en realidad votos en contra de Marine Le Pen y de su Frente Nacional

Otro factor que se incrementó en la segunda vuelta, con menor cantidad de electores que en su predecesora, es la tendencia “ni-ni”,  tendencia que ha marcado estos comicios.

Muchos seguidores tanto de los conservadores como de los socialistas, han dado su voto a Macron, exhortados incluso, por sus respectivos líderes, ya que personalidades con Fillon, o el propio presidente Hollande, exhortaron a sus seguidores a derrotar el frente nacional.

En el extranjero, el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker y la canciller alemana, Angela Merkel, han felicitado al ganador cuya victoria, dicen, “es una buena noticia para Europa”.

amplio apoyo en todo el país. Lo que no muestra estos resultados, es el porcentaje de personas que decidieron abstenerse o votar en blanco. Una cuarta parte de los franceses inscritos en los colegios electorales optó por no votar. Esta es la tasa de abstención más alta en Francia desde 1969. Lo que nos podría llevar a la conclusión, que una gran parte de los votos percibidos por Macron, eran en realidad votos en contra de Marine Le Pen y de su Frente Nacional

Otro factor que se incrementó en la segunda vuelta, con menor cantidad de electores que en su predecesora, es la tendencia “ni-ni”,  tendencia que ha marcado estos comicios.

Muchos seguidores tanto de los conservadores como de los socialistas, han dado su voto a Macron, exhortados incluso, por sus respectivos líderes, ya que personalidades con Fillon, o el propio presidente Hollande, exhortaron a sus seguidores a derrotar el frente nacional.

En el extranjero, el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker y la canciller alemana, Angela Merkel, han felicitado al ganador cuya victoria, dicen, “es una buena noticia para Europa”.

Después de conquistar el palacio de Elíseo, Emmanuel Macron se prepara ahora para constituir Gobierno y enfrentar un nuevo escrutinio - las legislativas del 11 y 18 de junio.

El presidente electo abandonó el liderazgo de su movimiento rebautizado "La Republique en Marche" y delegará el liderazgo de la campaña en el  candidato a ser el nuevo primer ministro, cuyo nombre será dado a conocer la próxima semana.

El movimiento va a presentar un candidato en cada una de las 577 divisiones territoriales francesas. Debido a su sistema parlamentario, el primer ministro es designado por el órgano legislador, dando cabida a la cohabitación, situación que se da en aquellos casos donde el presidente es de un partido, y el primer ministro es de otro, lo que dificulta en algunos casos la libertad de gobernar, pero que es un síntoma inequívoco de democracia el Los dos principales retos que esperan ahora a Emmanuel Macron son la creación de un Gobierno- de aquí al domingo- y encontrar- de aquí al jueves- casi 600 candidatos para las legislativas de junio y alcanzar la mayoría en el Parlamento.

Merkel confronta al proteccionismo

La canciller alemana Angela Merkel defendió la eficacia de la cooperación internacional contra el aislamiento y el proteccionismo.

Merkel hizo estas declaraciones en un foro en Berlín - una especie de preparación para la cumbre del G-20, que se celebrará este 7 y 8 de julio, y que será acogida por la ciudad alemana de Hamburgo, donde el grupo de los 19 países industrializados y emergentes más importantes y la Unión Europea (UE), se reunirán

En el encuentro, Merkel, demostraba su deseo por un mercado abierto y su lucha contra las tendencias proteccionistas. La Canciller alemana, señalaba este punto, como uno de los más difíciles de tratar durante las conversaciones del G-20. Pero cuando se trata de trabajar en un documento de política, sería esencial que todas las economías lo apoyasen.

Merkel demuestra que Berlín tiene dificultades para avanzar en su agenda basada en el multilateralismo y el libre comercio - un paisaje político que ha cambiado significativamente desde la llegada de Donald Trump.

El proteccionismo y el aislamiento, ha sido una tendencia en auge en los últimos meses, en países como Estados Unidos, con el ideal del presidente Trump, y en la Unión Europea, sin embargo, parece que Europa se resiste a caer en ese populismo, como lo vimos en Holanda con la derrota de Geert Wilders, y ahora, a excepción del Frente Nacional, el resto de partidos franceses, se alinean para derrotar a Le Pen, y seguir siendo la cuna de la ideología de una República, basada en la igualdad, la libertad y la fraternidad, este domingo 7 mayo.

Es importante resaltar, que Alemania asumió el pasado 1 de diciembre por tercera vez la presidencia de las veinte principales economías globales, y a juzgar por el innegable protagonismo que tienen en la geopolítica internacional, este año, Merkel sin duda, encabezará un movimiento entre los países más importante en términos económicos, contra una tesis, tan antagónica a los avances en el mundo, en materia de integración y cooperación, como lo ha sido el caso de la Unión Europea, como lo es el proteccionismo, al que Merkel ha calificado de callejón sin salida.

Fotografía principal: expansion.mx