Diplomacia

Moody's recortó el rating de China, de Aa3 a A1. La prestigiosa agencia de calificación estadounidense teme el "aumento significativo" de la deuda, en términos públicos y privados, y la ralentización del crecimiento. Moody's tiene dudas sobre la capacidad de adaptación de la economía china y evitar una crisis de la deuda.

El país sigue creciendo, según datos oficiales, sin embargo, todavía está en desaceleración. China habla de querer apartarse de una economía basada en la inversión y la exportación y concentrarse más en el consumo doméstico, mirando hacia un modelo más sostenible. Sin embargo, el historial chino, demuestra que cuando se ha intentado apuntar a este norte, se invierte en cada vez mayor infraestructura, sin apoyar directamente a la economía china.

El gobierno chino considera los argumentos de Moody's "absolutamente infundados". Según datos oficiales, la deuda pública y privada en China estaba a finales de 2016 en el 260% del PIB frente al 160% en 2008. Fue la primera vez, en décadas, que la calificación china sufrió un corte.

La esperada visita de Trump al Vaticano

EL presidente estadounidense Donald Trump, se encuentra en Italia, en el marco de su primera gira presidencial, después de reunirse con los líderes musulmanes en Arabia Saudita y visitar los sitios sagrados en Jerusalén, el recorrido por las principales religiones monoteístas de Trump concluyó este miércoles en el Vaticano.

El Papa Francisco y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, compartieron un primer cara a cara un tanto tenso, donde tal vez, el intercambio de críticas mutuas realizadas un par de meses antes, durante la campaña presidencial estadounidense, donde podemos recordar palabras de Francisco como: “las personas que sólo piensan en construir barreras en lugar de puentes "no son cristianos". Trump desestimó los comentarios como "vergonzosos" y calificó al papa de peón del gobierno mexicano. Sin embargo, luego la atmosfera parecía más grata y fraterna tanto para Trump como para Francisco.

Ambos líderes, han hablado de sus puntos en común y sus discrepancias en una reunión privada, de casi media hora, en el Vaticano. A excepción de ellos y los intérpretes, nadie conoce con exactitud lo que allí se dijo a puertas cerradas, ya que ni el Palacio Apostólico ni la Casa Blanca han revelado detalles.

El presidente estadounidense, así como el máximo líder de la Iglesia Católica, comparten sintonía en la lucha contra el aborto y sus deseos de paz, y están en las antípodas en temas como las barreras contra la inmigración, la economía liberal y el cambio climático, donde son claras y muy desmarcadas ambas posturas.

Después, el llamado “papa de los pobres” y el millonario neoyorquino convertido en presidente de la primera potencia mundial intercambiaron regalos. El ambiente era ya más confortable, aunque cargado de un fuerte simbolismo. Trump le regaló al pontífice los cinco libros escritos por Martin Luther King, y éste sus tres escritos principales y un medallón de bronce que regala a muchos jefes de Estado.

Posteriormente, Trump, acompañado de su esposa, Melania, de su hija Ivanka y su marido, y de su secretario de Estado, entre otros miembros de la delegación estadounidense, visitaron la Capilla Sixtina y la basílica de San Pedro.

Roma está en alerta. Miles de activos de la policía están en las calles, para garantizar la seguridad en las zonas en torno al palacio presidencial, de la Ciudad del Vaticano o de la residencia del embajador norteamericano.

El periplo europeo prevé también un paso por Bruselas donde el presidente norteamericano se reunirá con los líderes europeos y con el presidente francés, Emmanuel Macron. El viernes, Trump regresa a Italia, a la cumbre del G7, en Sicilia.

El Partido Laborista, el principal partido de la oposición en Gran Bretaña, promete nacionalizar empresas y acabar con la austeridad fiscal, en caso de ganar el proceso legislativo anticipado.

Las intenciones expresadas en su programa para las elecciones legislativas anticipadas, anunciadas para este próximo 8 de junio por la primera ministra Theresa May, ha sido presentado el martes en Bradford, en el norte de Inglaterra.

En palabras del líder laborista Jeremy Corbyn, es un "programa de esperanza", "responsable y radical" contra el "miedo" prometido por el Partido Conservador de la primera ministra Theresa May.

Corbyn promete un Brexit que da prioridad al empleo, a su juicio, el partido al que representa tiene el plan de hacer que el Brexit funcione para las personas comunes. Corbyn plantea dos opciones del Brexit: uno Laborista que coloca a los empleos y a los empleados en primer lugar; y un Brexit Tory que se dirigirá a la City y el riesgo de hacer de Gran Bretaña un paraíso fiscal de salarios bajos.

En caso de victoria, los laboristas anticipan una ola de nacionalizaciones en el sector del transporte y la energía. Royal Mail, los servicios postales del país, también quedaría en manos públicas.

Los laboristas prometen también aumentar en 7 000 millones de euros los fondos destinados al NHS, el servicio de salud pública y los 1.900 millones de euros en los gastos sociales.

Con las legislativas marcadas para el 8 de junio, el hecho de que la primera ministra Theresa May se niegue a hacer un debate televisivo ha sido una de las críticas de los laboristas. Sin embargo, es importante resaltar la profunda actitud demócrata y responsable que ha tenido la jefa de Gobierno británico, al convocar a unas elecciones legislativas anticipadas, ya que actualmente, su partido los conservadores, controlan la mayoría en la Cámara de los Comunes. Pese a esto, con miras a enfrentar una decisión de una trascendencia histórica para su futuro, como lo es la salida del país de la Unión Europea, el llamado Brexit, esta se compromete a hacer valer la verdadera voluntad del pueblo, y legitimar lo que sin duda dejará una huella histórica, no solo en las Islas Británicas, sino en todo el globo.

 

En estos últimos meses, hemos sido testigos de cómo se han agravado paulatinamente las tensiones existentes entre Ankara y Washington, donde no sólo los conflictos internacionales en los que ambos tienen participación han tenido protagonismo, sino que sus propios conflictos internos han sido traídos a colación.

La postura de Donald Trump, como presidente estadounidense, en conflictos como el de la península coreana, o principalmente Siria, donde Ankara representa un factor geopolítico transcendental, choca con su contraparte, Racep Tayyip Erdogan, primer mandatario turco, quien apoya al gobierno sirio, y por ende a su aliado Rusia, aunque sea de manera, cada vez menos, discreta hasta cierto punto.

Esta semana, este volátil tema se recrudece con el viaje del presidente turco a Washington, el cual parece haber transferido las tensiones nacionales  a suelo estadounidense.

La visita del presidente Recep Tayyip Erdogan a la Embajada turca ha termindo en batalla campal contra un grupo de armenios que protestaba por lo que consideran el "genocidio de abril de 1915", en el que un millón y medio de armenios fueron aniquilados por el Imperio Otomano; y que Ankara no reconoce como genocidio, a la vez de simpatizantes de la causa Kurda. Al menos nueve personas resultaron heridas durante la manifestación.

Los agentes de seguridad de la representación diplomática se involucraron en enfrentamientos con manifestantes kurdos que protestaban contra la visita del presidente Tayyip Erdogan y la represión de la oposición en Turquía.

Dos personas fueron detenidas durante la protesta, una de las cuales, ha sido acusada de atacar a un guardia de seguridad.

La protesta y los enfrentamientos se produjeron horas después del encuentro entre Trump y Erdogan, durante el cual los dos responsables prometieron atenuar la tensión entre ambos países.

Una de las cuestiones más sensibles es la decisión de Washington de suministrar armas a los milicianos kurdos de Siria, a la cual Ankara considera una organización terrorista, principalmente, al Partido de Trabajadores del Kurdistán, PKK, acusados de promover acciones terroristas, y de estar incluso vinculados con el fallido golpe de Estado del año pasado, que ha desatado lo que los medios de Ankara catalogan como la “purga de Erdogan”, siendo víctimas de ésta, miles de personas detenidas, en especial académicos y opositores en general, medios de comunicación cerrados, y en general un ambiente bastante tenso, donde la incertidumbre parece acentuarse tras la victoria electoral de Erdogan, con un margen muy corto, pero que le otorga cpacidades netamente presidencialistas, a pesar que Turquía era parlamentario.

Otro factor relevante, son las expectativas de Erdogan de que EE.UU extradite al predicador islamista Fethullah Gülen, acusados de promover acciones terroristas, y de estar incluso vinculados con el fallido golpe de Estado del año pasado, que ha desatado lo que los medios de Ankara catalogan como la “purga de Erdogan”, siendo víctimas de ésta, miles de personas detenidas, en especial académicos y opositores en general, medios de comunicación cerrados, y en general un ambiente bastante tenso, donde la incertidumbre parece acentuarse tras la victoria electoral de Erdogan, con un margen muy corto, pero que le otorga cpacidades netamente presidencialistas, a pesar que Turquía era parlamentario.

Otro factor relevante, son las expectativas de Erdogan de que EE.UU extradite al predicador islamista Fethullah Gülen, autoexiliado en Pensilvania, líder del antes mencionado intento de golpe de Estado, quien está condenado por los tribunales de Ankara, a 1000 años de prisión.

Alta expectación mundial ante el primer gran encuentro entre el presidente de los Estados Unidos de América y sus socios europeos, el cual se desarrolla este jueves durante la cumbre de la OTAN en Bruselas.

Donald Trump llegó el miércoles a la ciudad y se reunió con el Rey de Bélgica y el primer ministro del país.

La visita de Trump obligó a un aumento de las medidas de seguridad en la capital belga y también provocó una ola de descontento, expresada a través de una gran manifestación contra Trump y contra la OTAN.

La cumbre de la OTAN se desarrolla en una nueva sede, que será inaugurada por los 28 líderes.

Para la cumbre de la OTAN, Donald Trump y sus 27 homólogos inauguraran las nuevas instalaciones de la Alianza. El espacio abarca más de 254.000 metros cuadrados, en un terreno que fue el primer aeródromo de Bélgica. Pero las consideraciones arquitectónicas e históricas darán rápidamente paso a la política. Las conversaciones serán cortas y dinámicas, de acuerdo a los deseos de Washington.

El presidente de Estados Unidos volverá a presionar a los socios europeos para aumentar el gasto en defensa y para invertir más en la lucha contra el terrorismo.

De acuerdo con Pawel Swieboda, presidente del Centro para la Estrategia Europea, esta es una necesidad absoluta. Para la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, la nueva postura de Washington llevará a la Unión Europea a reforzar su política común de defensa.

La OTAN es una organización que el nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, apodó "obsoleta", y luego se mostró más conciliador.

Participante en la cumbre por primera vez, Trump pide a los europeos que respeten la meta de gastar el 2% del PIB en defensa, y éstos prometen hacer ese esfuerzo.

Pero no hay como huir a esa presión que ya tiene algunos años, según el analista político ya que la relación de Estados Unidos con la Unión Europea comenzó a cambiar ya con el presidente Obama.

Lo que se decida en esta cumbre y el acercamiento con los líderes europeos, entre ellos el recién electo presidente francés determinará en gran medida el futuro de las relaciones entre los Estados occidentales más importantes, los Estados Unidos, y el Bloque Europeo.  A su vez, Trump participará en Sicilia en la Cumbre del G-7 que agrupa a los 7 países cuyo peso político, económico y militar es tenido aún por los más importantes a escala global.

Las huellas del terrorismo en Manchester

El mundo fue testigo esta semana de un nuevo ataque terrorista. El blanco fue la ciudad de Manchester en Reino Unido, al final del concierto de la popular cantante e ídolo musical Ariana Grande. Un ataque que le quitó la vida a 22 personas y dejó más de 50 heridas. En este momento hay 20 personas hospitalizadas en estado crítico. El atentado ha sido reivindicado por el Dáesh.

Se ha decretado el máximo estado de alerta en todo el Reino Unido. El terror de ha difundido por la ciudad y las autoridades permanecen en estado de emergencia.

El atacante suicida del concierto en Manchester ya era conocido por las autoridades y no pudo haber actuado solo, según últimos reportes. La información fue adelantada por la ministra británica del Interior este miércoles. Sin embargo, durante la mañana. Tres individuos fueron detenidos por la policía en el sur de la ciudad, en el marco de esta investigación.

La ministra Amber Rudd, ministra del interior, explicó que éste fue un ataque terrible y bárbaro. Esta es una operación que todavía está en curso, es decir, la investigación sigue buscando pistas. Hasta que se tenga la certeza de que no hay actividad en torno a esta operación, de que está todo seguro en torno a esta operación, se continuará en este estado de alerta elevado.

Salman Abedi, de 22 años, el atacante, habría regresado recientemente de Libia. Además, también puede haber estado en Siria, donde se habría radicalizado.

Sin embargo, en las calles de Manchester, la población intenta regresar a la normalidad después del choque.

En Saint-Anne Square y Saint Albert Square, dos céntricas plazas de Mánchester, flores y mensajes de condolencias han sido depositados en honor a las víctimas del atentado: 22 víctimas mortales, entre ellas menores de edad y 64 heridos, al menos 18 en estado crítico.

Alrededor de 21.000 personas asistieron al concierto de la cantante estadounidense. En vista al conmocionado estado de la población y en solidaridad con las víctimas y sus allegados, la campaña de las elecciones generales británicas, pautadas para junio, han sido suspendidas en señal de duelo

Los ciudadanos de Manchester se han movilizado para ofrecer habitaciones a las personas que lo necesiten. También los taxis ofrecen desplazamientos gratis, demostrando así un fuerte sentimiento de solidaridad y fraternidad.

El terrorismo, como lo hemos señalado en otras oportunidades, busca difundir ideologías radicalizadas, mediante el terror, el pánico y la máxima cantidad de daños materiales y víctimas fatales, sumados a su vez, a toda presión y difusión mediática de sus acciones, como lo fue en este caso el concierto de una cantante estadounidense, Ariadna Grande, ídolo y multitudinariamente seguida por la juventud.

Ya se ha pautado la fecha para las elecciones legislativas anticipadas austriacas. La votación tendrá lugar en otoño, el próximo 15 de octubre. El fin de la coalición, que gobernaba hace 10 años el país, precipitó la decisión por divergencias en varias materias, aunque el líder de los socialdemócratas, el canciller austríaco, intentó evitarlo, por lo que eso representa para el país.

A su juicio, el culpable del fin de la veterana coalición de partidos ha sido el Partido Polular, a la vez que alertaba del seguro estancamiento del país por los próximos 4 meses.

Por su lado, la moribunda coalición planta una clara posición frente a la situación. En lo que se refiere a la coalición hay reglas claras, nadie puede sobreponerse a nadie en el parlamento. Si se hace esto, el período hasta las elecciones estará bien estructurado, según información suministrada por Sebastian Kurz, quien fue elegido el pasado domingo líder de los populares.

Kurz dice que seguirá ejecutando su programa de gobierno, aunque para ello sea necesario el apoyo de la oposición. Su programa incluye la creación de un salario mínimo y el refuerzo de la lucha contra la evasión fiscal.

Al día de hoy, la ultraderecha lidera las encuestas. La “gran coalición”, que lleva en el poder tres legislaturas desde 2007, pasa por su peor momento por las diferencias en cuestiones de inmigración, reforma fiscal o educación.

En vista de esto, y en pro del futuro y estabilidad de la nación, los 6 partidos del Parlamento, especialmente entre socialdemócratas y conservadores, han planteado y aprobado la decisión más clara, para este tipo de situaciones, en la que la voluntad de la población no es del todo clara, adelantar las convocatoria a procesos electorales, caso que también han sucedido en países como el Reino Unido actualmente, quienes en vista a enfrentarse a una decisión trascendental para su nación como lo es el Brexit, han decidido que la voluntad de la población sea su bandera, y le otorgue así una legitimidad de origen.

El nuevo presidente francés Emmanuel Macron rompió el silencio sobre su elección para el primer ministro. El diputado conservador Edouard Philippe, de 46 años, alcalde de Le Havre y figura cercana al ala izquierda del partido Les Républicains, sucede a Bernard Cazeneuve en el cargo.

Una elección estratégica para el partido del jefe de Estado, "República en Marcha", que aspira a reclutar militantes de derecha a las legislativas de junio, después de haber promovido varias deserciones entre los socialistas.

El nuevo ejecutivo, con paridad absoluta entre hombres y mujeres, también incluirá personalidades de varias vertientes ideológicas, así como miembros de la sociedad civil. Macron también debe mantener a algunos responsables de la era Hollande, especialmente a nivel de Defensa.

Después de haber tomado posesión el domingo como el más joven jefe de Estado francés, Emmanuel Macron se reunirá esta tarde con la Canciller alemana Angela Merkel. Macron deberá proponer a Merkel un nuevo acuerdo para relanzar el llamado "motor franco-europeo", así como el debate sobre el futuro de la Unión Europea.

Macron deberá reunirse por primera vez con el norteamericano Donald Trump el día 25, al margen de la cumbre de la OTAN en Bruselas.