la romantica FM

 

Banner Landscape 2

Tribunal Supremo español evita pedir la captura de Puigdemont en Copenhague

El Tribunal Supremo español evitó hoy reactivar una orden de captura europea contra Carles Puigdemont, paso que había solicitado la Fiscalía General del Estado aprovechando el viaje que el destituido presidente del Gobierno catalán hizo hoy a Copenhague. 

Puigdemont se arriesgó a ser detenido viajando a una conferencia en Copenhague y abandonando así Bruselas por primera vez en casi tres meses. La Fiscalía española pidió al Supremo de inmediato una orden de captura europea que Dinamarca habría tenido que aplicar en cuestión de horas, lo que generó una enorme expectativa en España, informó DPA. 

El juez Pablo Llarena consideró razonable el pedido de la fiscalía, pero lo rechazó al considerar que un arresto es exactamente lo que Puigdemont intentó provocar con su viaje para sortear así la imposibilidad de ser investido presidente del Gobierno catalán a la distancia e intentar hacerlo desde prisión.

"Frente a la imposibilidad legal de optar a una investidura sin comparecer en el Parlamento, la provocación de una detención en el extranjero busca que el investigado pueda pertrecharse de una justificación de que su ausencia no responde a su libre decisión como prófugo de la Justicia, sino que es la consecuencia de una situación que le viene impuesta", justificó el juez en el auto. 

Puigdemont huyó a Bruselas tras ser destituido a fines de octubre para evitar comparecer ante la Justicia española, que lo investiga por delitos de rebelión, sedición, malversación, desobediencia y prevaricación vinculados al plan independentista con el que abrió una crisis institucional sin precedentes en España. 

La Audiencia Nacional española emitió entonces una euroorden de captura contra Puigdemont y otros cuatro ex consejeros que lo acompañan en Bruselas, pero Llarena la retiró el 5 de diciembre cuando el Tribunal Supremo asumió el caso para evitar que las diferencias con la Justicia belga bloquearan el proceso. 

El derecho belga no prevé el delito de rebelión, pero el danés lo castiga incluso con cadena perpetua, recordó hoy la Fiscalía General del Estado español, por lo que el primer viaje de Puigdemont fuera de Bélgica reabría la posibilidad de su detención. Incluso su abogado, Jaume Alonso-Cuevillas, admitió el fin de semana que el riesgo de una detención era bastante alto. Pero la decisión del juez del Supremo cerró esa puerta y Puigdemont podrá cumplir con su agenda en Copenhague y volver sin problemas a Bruselas. 

El revuelo generado por el viaje coincidió con otro foco informativo de primer orden centrado también en el ex "president": el jefe del nuevo Parlamento catalán, el independentista Roger Torrent, confirmó en Barcelona que Puigdemont será el único candidato a presidir el Gobierno regional. 

Los independentistas, que cuentan con mayoría absoluta en la Cámara, quieren que la investidura se realice de forma telemática o delegada para que Puigdemont no tenga que volver a Cataluña, donde sería detenido por los cargos que se le imputan. La situación promete volver a elevar la tensión entre el soberanismo catalán y Madrid. El Gobierno de Mariano Rajoy dejó claro que no aceptará una investidura a distancia y tiene preparado ya el recurso ante la Justicia para impedirlo. 

Llarena consideró en su auto hoy que el viaje de Puigdemont buscaba salir de esa encrucijada motivando su detención y esquivando una investidura telemática ilegal. "Se instrumentalizaría la privación de libertad para alcanzar la investidura y el voto que parlamentariamente no puede obtener", señaló el juez. 

Las muchas preguntas abiertas en la crisis catalana que vuelven a dominar la actualidad en España deben comenzar a aclararse en los próximos días. La primera sesión de investidura puede convocarse a más tardar para el 31 de enero y la segunda el 2 de febrero. 

Si no hubiera acuerdo para investir a un nuevo presidente en esas dos citas, la ley prevé dos meses para buscar otro candidato. Si no hubiese Gobierno cumplido ese plazo, habría convocatoria de elecciones adelantadas, probablemente a fines de mayo o principios de junio.

ImprimirCorreo electrónico