Miss Venezuela

 

Banner Landscape 2

Comercio y tema nuclear norcoreano protagonizan el periplo de Trump en Asia

El presidente Donald Trump se encuentra en Asia, para respaldar a sus aliados, discutir políticas de seguridad internacional, comercio y por supuesto el conflicto con Corea del Norte continúa en el orden del día en el periplo asiático del presidente estadounidense quien no teme al marcar una posición de fuerza bien definida. Este miércoles el primer mandatario norteamericano se dirigió a la Asamblea Nacional de Corea del Sur en Seúl y endureció drásticamente el discurso:

"Quiero paz a través de la fuerza ... Espero hablar no sólo por nuestros países, sino por todas las naciones civilizadas cuando digo a Corea del Norte para no subestimarnos y no ponernos a prueba.”

Trump insistía que el mundo no puede tolerar el peligro de un régimen que amenaza con devastación nuclear, y apelaba a que las naciones responsables unieran sus fuerzas para aislar el brutal régimen norcoreano, incluyendo a China y Rusia, para aplicar en su totalidad las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, reducir las relaciones diplomáticas y cortar lazos en el comercio y la tecnología.

A pesar de no figurar en la agenda oficial, Donald Trump había previsto una visita sorpresa a la Zona Desmilitarizada pero la niebla obligó a un cambio de planes. Después de Japón y Corea del Sur, el presidente de Estados Unidos se dirigió a China.

En efecto, el presidente norteamericano, Donald Trump, fue recibido este miércoles en Pekín con gran pompa y distinción para una visita de dos días.

A su llegada, Trump fue acogido por altos dignatarios chinos y norteamericanos.

Antes de los encuentros de trabajo, el presidente y Trump y la primera dama, Melania, visitaron la Ciudad Prohibida, el complejo imperial chino situado en la capital, Pekín.

Los líderes de las dos mayores economías del planeta sostuvieron dos días de reuniones centradas en cuestiones comerciales, así como en el programa nuclear de Corea del Norte.

La visita a China tiene lugar horas después de que Trump hablara en la Asamblea Nacional surcoreana como lo hemos comentado anteriormente, donde las posturas férreas ante Corea del Norte marcaron el discurso.

La visita a China tiene lugar sobre un telón de fondo de crecientes tensiones entre Estados Unidos y Corea del Norte a raíz de varias pruebas nucleares llevadas a cabo por el régimen de Pyongyang.

Por su parte, China es el principal socio norcoreano, asegurando casi la totalidad de los intercambios comerciales con este país.

Las grandes expectativas de esta gira presidencial, se centran en fortalecer los lazos comerciales entre EEEUU y Asia, y sobre todo, en los resultados en torno al tema nuclear norcoreano, y en persuadir a China, socio más antiguo de Pyongyang, para aprobar en el Consejo de Seguridad las resoluciones previstas por parte de la administración norteamericana y sus aliados Francia y Reino Unido. La expectación y la incertidumbre continúan en la palestra.

ImprimirCorreo electrónico