Miss Venezuela

 

Banner Landscape 2

Turquía dispara las alarmas de la OTAN

Turquía siempre ha sido un eslabón vital en la geopolítica internacional, desde los tiempos del Imperio Otomano, y ya desde la fundación de la República, continúa en una interacción permanente en la dinámica internacional. Su posición geográfica, le confiere una relevancia geopolítica estratégica, como un nexo físico, cultural y político entre occidente y oriente. Recientemente, la política de Ankara ha sido muy controvertida, sobre todo en el marco de las decisiones de Erdogan, y su acercamiento a posturas más extremistas.

De hecho, Turquía se planteaba como un paradigma de la convivencia religiosa y la política, ya que el clero y el Estado eran figuras bien diferenciadas. Inclusive, Turquía era señalada como la expresión del Islam y la democracia, un controversial tema, que miraba incluso a la adhesión al Bloque Europeo. Hoy Erdogan, se aleja de la Unión Europea, y reformula este panorama.

El presidente de la República de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, anunció la compra de Turquía de un sistema de defensa antiaérea del modelo S-400 a Rusia, una decisión que dejó a la Organización del Tratado del Atlántico Norte, la OTAN, bastante inquieta.

En declaraciones a los periodistas en el marco de un traslado a Kazajstán, Tayyip Erdoğan dijo estar, "al igual que el presidente Vladimuir Putin", determinado sobre el tema.

El acuerdo fue confirmado por las autoridades rusas de forma oficial, pero la decisión de Ankara podría ser motivo de tensión con algunos de los aliados de la OTAN. Una de las razones citadas es que el sistema de defensa S-400 puede resultar incompatible con los sistemas utilizados por otros Estados miembros de la organización.

A pesar de divergencias en varios temas, como la cuestión Siria o el trato de la minoría tártara en la Península de Crimea, las potencias regionales parecen aproximarse a medida que las relaciones entre Turquía y la Unión Europea atraviesan momentos de tensión.

Pero, el anuncio de la firma del acuerdo, no significa, que la entrega del material de defensa tenga lugar a corto plazo. Según el presidente turco, el próximo paso es la transferencia de un crédito a Rusia para financiar el contrato.

Washington, como miembro fundamental de la OTAN, juega un papel transcendental. Para los Estados Unidos, lo importante es que los sistemas de seguridad de los diferentes Estados miembros sean compatibles, lo que significa, en términos prácticos, que el material de defensa debe ser comprado a países miembros de la Alianza.

Para algunos analistas, la decisión es en este sentido, un mensaje del Gobierno turco a las potencias occidentales, que tienen todo el interés en mantener buenas relaciones con el segundo ejército más importante de la OTAN en términos absolutos.

ImprimirCorreo electrónico