Banner prueba2

Laboristas plantean su propuesta electoral de cara a las legislativas del Reino Unido

El Partido Laborista, el principal partido de la oposición en Gran Bretaña, promete nacionalizar empresas y acabar con la austeridad fiscal, en caso de ganar el proceso legislativo anticipado.

Las intenciones expresadas en su programa para las elecciones legislativas anticipadas, anunciadas para este próximo 8 de junio por la primera ministra Theresa May, ha sido presentado el martes en Bradford, en el norte de Inglaterra.

En palabras del líder laborista Jeremy Corbyn, es un "programa de esperanza", "responsable y radical" contra el "miedo" prometido por el Partido Conservador de la primera ministra Theresa May.

Corbyn promete un Brexit que da prioridad al empleo, a su juicio, el partido al que representa tiene el plan de hacer que el Brexit funcione para las personas comunes. Corbyn plantea dos opciones del Brexit: uno Laborista que coloca a los empleos y a los empleados en primer lugar; y un Brexit Tory que se dirigirá a la City y el riesgo de hacer de Gran Bretaña un paraíso fiscal de salarios bajos.

En caso de victoria, los laboristas anticipan una ola de nacionalizaciones en el sector del transporte y la energía. Royal Mail, los servicios postales del país, también quedaría en manos públicas.

Los laboristas prometen también aumentar en 7 000 millones de euros los fondos destinados al NHS, el servicio de salud pública y los 1.900 millones de euros en los gastos sociales.

Con las legislativas marcadas para el 8 de junio, el hecho de que la primera ministra Theresa May se niegue a hacer un debate televisivo ha sido una de las críticas de los laboristas. Sin embargo, es importante resaltar la profunda actitud demócrata y responsable que ha tenido la jefa de Gobierno británico, al convocar a unas elecciones legislativas anticipadas, ya que actualmente, su partido los conservadores, controlan la mayoría en la Cámara de los Comunes. Pese a esto, con miras a enfrentar una decisión de una trascendencia histórica para su futuro, como lo es la salida del país de la Unión Europea, el llamado Brexit, esta se compromete a hacer valer la verdadera voluntad del pueblo, y legitimar lo que sin duda dejará una huella histórica, no solo en las Islas Británicas, sino en todo el globo.