banner apasionados ene2017

Presunto ataque terrorista en San Petersburgo

Las alertas del mundo entero frente al terrorismo se han vuelto a disparar, luego de un presunto ataque terrorista en Petersburgo. Una explosión en el metro de la ciudad rusa ha dejado al menos diez muertos.

Después de las cifras presentadas por el comité antiterrorista, que dieron cuenta de nueve muertos, el Ministerio de Salud confirmó el balance de apertura, diez muertos. El informe también habla de 47 heridos, entre ellos al menos seis en estado grave.

La hipótesis de un ataque terrorista no fue confirmada, pero hay una fuerte probabilidad de que esta teoría sea correcta.

Las autoridades descubrieron, sin embargo, una segunda bomba, que ha sido desactivado. Los informes iniciales que hablaban de dos explosiones cerca de dos estaciones diferentes, no fueron confirmados.

El metro de San Petersburgo volvió a abrir esta noche, horas después de la explosión mortal, entre dos estaciones.

Las autoridades locales decretaron tres días de duelo en la ciudad en honor de las víctimas después de haber reforzado la seguridad en las estaciones y aeropuertos.

Como “Un infierno bajo tierra” ha sido descrita la explosión en el metro. La deflagración se produjo en el tercer vagón cuando el tren circulaba entre las estaciones del Instituto Tecnológico y Sennaya, en una línea muy concurrida que atraviesa el centro de la segunda mayor ciudad de Rusia.

No es la primera vez que las instalaciones del suburbano son blanco de un ataque en Rusia. En 2010 dos mujeres kamikazes provocaron una masacre con 38 muertos en el metro de Moscú. Otro de los objetivos preferidos de los terroristas en la capital rusa durante los últimos años han sido los aeropuertos.

El terrorismo, busca implantar un ideal radical y profundamente extremista, mediante el terror y el pánico. Para su objetivo, la presión mediática es fundamental, ya que de esta manera su difusión tiene mayor alcance. Es por ello que los últimos ataques terroristas, han ocurrido o en fechas muy específicas, como lo que ocurrió el día de la República francesa, el pasado 14 de julio en Niza, o en horas muy transcurridas para lograr un mayor impacto, como lo ocurrido apenas hace una semana a las puertas del Parlamento Británico en Londres.

El terrorismo es la pieza clave de ese desorden mundial, ese caos internacional, que el mundo vive hoy, donde los conceptos de geopolítica pierden horizontes, y representa un nuevo enemigo y un gran reto para la diplomacia y la política internacional del siglo XXI.

Fotografía principal: huffingtonpost.com.mx