la romantica FM

 

Banner Landscape 2

Arte

Adakarina Acosta (1994, Caracas) todos los meses le hace un respaldo a su celular porque no para de hacer fotografías. “Es la manera en la que dreno mi creatividad. Creo que soy una persona muy creativa y eso me atormenta, menos cuando estoy tomando fotos”, asegura.  

La joven de 23 años presenta este sábado 27 de enero su primera exposición fotográfica Historia Finita, en la Librería  Lugar Común de Las Mercedes. En una serie de 10 de imágenes muestra a través de la demolición de una casa como la ciudad también se puede ir a la ruina.

Acosta tomó las fotografías que componen la exposición a mediados del año pasado cuando se enteró de la demolición de una casa que quedaba cerca del Monumento a la Paz, en Colinas de Bello Monte. “Tenía unos amigos que vivían en la casa de al frente y un día decidimos ir a ver la demolición porque esa casa era emblemática para Caracas y realmente para mi vida porque quedaba muy cerca de mi colegio y todos los días pasábamos por ahí”, cuenta.

Muestra de Historia Finitas (Adakarina Acosta)

Fue una experiencia estremecedora. Era demasiado real ver que habían derrumbado la casa de una familia, especialmente por las razones por la cual lo hicieron: por falta de dinero, porque se fueron del país. Era muy fuerte”, asegura. “El derrumbe se desarrolla con Caracas al fondo y entonces se puede hacer una relación entre lo que es el derrumbe de esa casa y el derrumbe de la ciudad. Ese concepto de derrumbe, de desaparición lo relaciono con el concepto de las historias de Instagram, que son efímeras ya que esta serie la publiqué por primera vez a través de ese formato”, explica.

Esta tesista de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela, incursionó en la fotografía gracias su padre. “Mi papá era un fotógrafo amateur empedernido. Él era arquitecto y para sus clases utilizaba mucho la fotografía para ilustrar la cátedra que él daba”, dice. “Me tomaba muchísimas fotos a mí de niña. Tanto que me molestaba y creo que el carácter que tengo ahora es por las rabietas que le montaba porque de verdad me tomaba muchas fotos. Fue él quien me regaló mi primera cámara a los 14 años”, cuenta.

Las fotografías, tomadas con un Iphone 4, mantienen el formato de esta red social. “Quiero hacerle un honor porque (Instagram) fue lo que me motivó a hacer este proyecto”, explica. La exposición nació muy orgánicamente porque a pesar de que tengo muchos años tomando fotos, nunca pensé en hacer una muestra profesional. Una de mis compañeras del trabajo, que me acompañó durante la sesión, me dijo que quería mostrarla en Lugar Común”.  

Para Acosta, las redes sociales pueden ser aliadas en la creación: “Esta clase de redes sociales incentivan a los creadores, o la gente que trabaje con la imagen, a desarrollar cosas en el día a día. Tener el celular con Instagram en el bolsillo y ver algo bello, hace imposible no tomarle una foto. Así como motiva a hacer cosas terribles y de muy mala calidad, también ayuda a que las personas lo utilicen para expresarse de una manera que sea interesante”.

La exposición Historia Finita estará disponible a partir del sábado 27 de enero, a las 5:00 pm, por un mes, de lunes a sábados. 

Fotografía: Cortesía (adakarina Acosta)

El último adiós para Nicanor Parra

Hoy en la localidad de Las Cruces se realizó una misa privada para la familia del poeta Nicanor Parra, quien murió el pasado martes a los 103 años. Y al lugar asistió la presindeta de Chile, Michelle Bachelet, para acompañar a los seres queridos del ilustre escritor.

El féretro con los restos del creador de "la antipoesía" y uno de los grandes creadores poéticos hispanoamericanos del siglo XX fue retirado desde la Catedral Metropolitana de Santiago, en la que tuvo un velatorio abierto al público ayer y en el que muchísimas personas, entre ellos autoridades del gobierno, poetas, escritores, turistas y chilenos, se despidieron.

El ataúd de Parra estuvo todo el tiempo cubierto por una colcha tejida por su madre, y encima un letrero con la leyenda "Voy & Vuelvo", que el autor utilizó en una de sus más famosas obras visuales, un crucifijo en el que no estaba Cristo.

El cortejo del también autor de Sermones y Prédicas del Cristo de Elqui tardó unas tres horas en cubrir los 120 kilómetros entre Santiago y Las Cruces, el pueblo costero en el que Nicanor Parra pasó más de veinte años de su vida, hasta hace unas pocas semanas.

Las autoridades de El Tabo, el municipio al que pertenece Las Cruces, dispusieron el cierre de la calle donde está la casa del poeta, y el desvío del tráfico en vías aledañas para garantizar la seguridad y tranquilidad del funeral.

No obstante, numerosos vecinos, que durante dos días se acercaron a la vivienda del poeta para dejar flores o mensajes de despedida, se apostaron desde temprano en la ruta que conduce a la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, donde se celebró la misa fúnebre.

Tras la liturgia, el cuerpo de Nicanor Parra será sepultado en la que fue su casa, que forma parte del llamado Litoral de los Poetas en alusión a que los poblados del lugar han sido el hogar de destacados autores de la lírica chilena.

 

El poeta chileno Nicanor Parra, creador de la antipoesía y una de las plumas más influyentes de Latinoamérica, murió hoy a los 103 años, confimó el ministro de Cultura, Ernesto Ottone, citado por medios chilenos.

Nicanor Parra, hermano mayor de la cantautora Violeta Parra, falleció la madrugada de este lunes en su residencia en la localidad de Las Cruces, sobre la costa del océano Pacífico, a unos 120 kilómetros al oeste de la capital, Santiago de Chile.

El artista, formado como matemático y físico, era conocido por ser el creador de la "antipoesía", un género en el que usaba un lenguaje directo, anti-retórico y coloquial, provisto además de dichos populares y lugares comunes.

Poemas y Antipoemas (1954) es una de sus obras cumbres, aunque también destacan en su catálogo su primer poemario Cancionero sin nombre (1937), La cueca larga (1958), Manifiesto (1963), Obra Gruesa (1969), su primera antología Artefactos (1972) o Ecopoemas (1982), entre otros. Su última obra publicada fue Antiprosas, en 2011.

En su extensa trayectoria literaria, Parra recibió galardones como el premio Cervantes (2011), el Juan Rulfo (1991) y el premio Iberoamericano Pablo Neruda (2012), entre varios otros.

Nicanor Parra proviene de una familia de reconocidos artistas, entre los que figura su fallecida hermana Violeta Parra, considerada una de las principales creadoras del folklore de América Latina. En octubre pasado se conmemoró el centenario del natalicio de la cantautora.

Además, era el tío del fallecido Ángel Parra, uno de los impulsores de la Nueva Canción chilena, movimiento que a partir de los años 60 llegó a renovar el folklore de su país, además de difundir junto al clan familiar el legado de Violeta, su madre.

 

 

Falleció el pintor y escultor Jack Whitten

El pintor y escultor estadounidense Jack Whitten falleció a los 78 años, según anunció ayer su galerista y el museo de arte de Baltimore, que próximamente le dedicará una exposición junto al Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.

El artista vivió una constante evolución a lo largo de sus cinco décadas de carrera, pasando de lo figurativo a lo abstracto y por la pintura y la escultura.

Nacido en Bessemer (Alabama) el 5 de diciembre de 1939, creció en el sur segregacionista de Estados Unidos, donde militó activamente por la lucha de los derechos cívicos. En 1960 se mudó a Nueva York.

Tras iniciar sus pasos en el arte figurativo para ahondar la situación de la comunidad negra en el país, logró ser reconocido por el mundo del arte de la mano del abstracto.

Decidido a superarse continuamente y llevar al límite su arte, aparcó el pincel para experimentar con objetos.

"Con una carrera que roza los 50 años, Jack Whitten sigue creado obras que no se parecen a nada", escribió en 2013 el crítico del diario The New York Times Holland Cotter.

El artista también probó con la escultura su apetito por descubrir cosas, mezclando materiales e influencias, principalmente africanas.

El 22 de abril se inaugurará en Baltimore una exposición dedicada exclusivamente a él. Estará abierta hasta el 29 de julio.

Del 6 de septiembre al 2 de diciembre estará en el Met Breuer, el espacio del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York dedicado a arte contemporáneo.

Marc Payor, socio y vicepresidente de Hauser & Wirth, la galería de Jack Whitten, dijo a la AFP que era "un hombre extraordinario, un artista con una creatividad y una honestidad infinitas". 

Es una tradición museística. Al menos en Estados Unidos. Los Presidentes eligen alguna obra de las más importantes colecciones del país y la exhiben en un lugar de la Casa Blanca.

Los Obama mostraron, por ejemplo, dos piezas, una de Mark Rothko y otra de Jasper Johns. Los Kennedy un Eugene Delacroix. Y los Trump deseaban apuntarse con una pieza del pintor neerlandés Vincent van Gogh, uno de los principales exponentes del postimpresionismo: Paisaje con nieve.

Solo que, tal como ha dado a conocer The Washington Post, el Guggenheim no ha accedido a la petición y, en lugar de prestarle el óleo Van Gogh, ofreció enviarle la pieza American, del artista italiano Maurizi Cattelan. Solo que la pieza es un retrete usado de oro macizo que, han escrito los críticos, representa una sátira a los excesos de las fortunas de empresarios, y que ha sido valuada en 1 millón de dólares.

“Sentimos no poder responder a la petición original”, escribió la curadora del Guggenheim, Nancy Spector, a la Casa Blanca, y argumentó que el Van Gogh había sido comprometido con suficiente antelación para una exposición en Bilbao.

América. Ese es el título de la pieza de Maurizi Cattelan, fue creada hace un año, y se exhibió en el piso quinto de la institución museística como parte de una exhibición interactiva.

Es de sobra conocida la debilidad de Trump por las decoraciones en oro. También las críticas que Spector lanzó en las redes sociales tras su elección como presidente de Estados Unidos. La redacción de la carta, de hecho, hace un juego de palabras que refleja la situación por la que atraviesa Estados Unidos desde que el magnate tomó el Despacho Oval. La Casa Blanca, aparentemente, declinó esta opción pese a la apreciación de Trump por el oro.

La escritora estadounidense de ciencia ficción y fantasía Ursula K. Le Guin murió el pasado lunes a los 88 años en su casa en Portland, en el estado norteamericano de Oregon, informó ayer el diario The New York Times, que citó a su hijo Theo Downes-Le Guin. 

La autora de la novela La mano izquierda de la oscuridad murió el lunes. Desde hace algunos meses tenía problemas de salud. Además de novelas, Le Guin escribió numerosos poemas, cuentos cortos y ensayos y trabajaba como traductora. Entre sus traducciones al inglés figuran los poemas de la autora chilena ganadora del Nobel Gabriela Mistral.

Entre sus principales creaciones figura Terramar, un mundo ficticio en el que transcurren varias de sus novelas, conocidas como El ciclo de Terramar. Sus libros han sido traducidos a más de 40 idiomas.

Nacida el 21 de octubre de 1929, era hija de dos antropólogos, Alfred Kroeber (1876-1960) y Theodora Kroeber (1897-1979), autora de Ishi, el último de su tribu, un libro clave de la antropología. 

 El Vaticano participará este año por primera vez en la prestigiosa Bienal de Arquitectura de Venecia, según anunció hoy en un comunicado. 

El pabellón Vaticano, que se situará en la isla de San Jorge, albergará diez capillas diseñadas por diez arquitectos diferentes de Europa, Estados Unidos, Japón, Australia y Latinoamérica.  

La Vienal de Arquitectura de Venecia tendrá lugar del 26 de mayo al 25 de noviembre en la ciudad italiana de los canales.  

Aunque la participación del Vaticano es una novedad, el diminuto Estado enclavado en Roma ya estuvo presente en la Bienal de Arte de Venecia en 2013 y 2015. 

Polvo, pieza escrita por el dramaturgo italiano Saverio La Ruina, se presenta en La Caja de Fósforos para dar inicio a la nueva programación. Rossana Hernández y Elvis Chaveinte, bajo la dirección de Diana Volpe, protagonizan esta historia que muestra el maltrato que existe en una relación de pareja.

En este caso es una violencia muy solapada, que es lo que quería el autor. Él no quería hablar de la violencia de que le caigo a golpes, que le rompo los huesos sino de esa violencia psicológica, que se va metiendo como un polvillo hasta el punto que no se  puede respirar, que es lo que le pasa a esta mujer”, explica Volpe.

En el montaje, la directora acompaña los diálogos de La Ruina con segmentos de baile contemporáneo, interpretados por José Lugo y Francisca Becerra. “La regresión y degeneración de la relación está muy clara en todas las escenas. Yo quería poner a los bailarines para que de alguna manera  lo reforzara. Es  para subrayar todo lo que estamos viendo sobre el escenario”, expone.

Hernández interpreta a la mujer que se ve sometida a los interrogatorios exhaustivos (y hasta absurdos) de su pareja, así como escenas de celos y agresiones verbales. “Tuve que reconocer esa fragilidad en ella y luego encontrarla en mí porque no era tan fácil. Yo creo que también tengo mucha vulnerabilidad y fragilidad pero somos dos mujeres completamente distintas”, asegura Hernández.

Por su parte, Chaveinte se mete en el papel del maltratador. "La rudeza del personaje está en su parte psicológica y, en el fondo, es evidentemente un tipo celoso. Como él toma a una mujer que se siente segura y la destruye por completo, la hace un pedacito de papel. Yo estaba tratando de no caer en lo obvio: hablar fuerte o gritar. La imagen que yo tengo de él es más bien la de un lobo con piel de cordero”, explica el actor.

Polvo se estará presentando desde el 20 de enero en La Caja de Fósforos, viernes a las 7 p.m. y sábados y domingos a las 6 p.m. Las entradas pueden adquirirse porwww.lacajadefosforos.com.ve o en las taquillas del teatro.