la romantica FM

 

Banner Landscape 2

El último adiós para Nicanor Parra

Hoy en la localidad de Las Cruces se realizó una misa privada para la familia del poeta Nicanor Parra, quien murió el pasado martes a los 103 años. Y al lugar asistió la presindeta de Chile, Michelle Bachelet, para acompañar a los seres queridos del ilustre escritor.

El féretro con los restos del creador de "la antipoesía" y uno de los grandes creadores poéticos hispanoamericanos del siglo XX fue retirado desde la Catedral Metropolitana de Santiago, en la que tuvo un velatorio abierto al público ayer y en el que muchísimas personas, entre ellos autoridades del gobierno, poetas, escritores, turistas y chilenos, se despidieron.

El ataúd de Parra estuvo todo el tiempo cubierto por una colcha tejida por su madre, y encima un letrero con la leyenda "Voy & Vuelvo", que el autor utilizó en una de sus más famosas obras visuales, un crucifijo en el que no estaba Cristo.

El cortejo del también autor de Sermones y Prédicas del Cristo de Elqui tardó unas tres horas en cubrir los 120 kilómetros entre Santiago y Las Cruces, el pueblo costero en el que Nicanor Parra pasó más de veinte años de su vida, hasta hace unas pocas semanas.

Las autoridades de El Tabo, el municipio al que pertenece Las Cruces, dispusieron el cierre de la calle donde está la casa del poeta, y el desvío del tráfico en vías aledañas para garantizar la seguridad y tranquilidad del funeral.

No obstante, numerosos vecinos, que durante dos días se acercaron a la vivienda del poeta para dejar flores o mensajes de despedida, se apostaron desde temprano en la ruta que conduce a la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, donde se celebró la misa fúnebre.

Tras la liturgia, el cuerpo de Nicanor Parra será sepultado en la que fue su casa, que forma parte del llamado Litoral de los Poetas en alusión a que los poblados del lugar han sido el hogar de destacados autores de la lírica chilena.

 

ImprimirCorreo electrónico