la romantica FM para exclusiva

 

Banner Landscape 2

+Fotos | Alejandro Otero: cinetismo e irreverencia

La Real Academia Española define al arte como la “capacidad y habilidad para hacer algo”, y hoy celebramos los 96 años del nacimiento de Alejandro Otero, un venezolano que a través de sus obras reinventó el uso de los espacios, la luz y los colores, logrando así, posicionarse como uno de los artistas plásticos más importantes de Venezuela.

Otero vio la luz un día como hoy pero en 1921, en Manteco, estado Bolívar. En 1938 empezó a estudiar agricultura en la ciudad de Maracay pero un año después se muda a Caracas para estudiar en la Escuela de Artes Plásticas durante 1939 y 1945.

En 1952 participa en el proyecto integrador de las artes junto al arquitecto Carlos Raúl Villanueva de la Universidad Central de Venezuela (UCV). En la foto, el mural "Sin título" de Alejandro Otero en la fachada de la biblioteca de la facultad de Ingeniería de la UCV | Fotografía: pinterest.com

En 1945 se va a estudiar a París, gracias a una beca otorgada por el gobierno de Francia y el Ministerio de Educación de Venezuela, por su primera una exposición realizada en 1944 junto a César Enríquez, en el Ateneo de Valencia.

"La estructura, el espacio y el tiempo, todos derivan del color" - AO

A partir de allí Otero logra explotar su visión sobre el arte. Sus trabajos se caracterizaron por reinterpretar el color y las líneas. Luego, con el tiempo abandonó la bidimensionalidad y se adentró en la escultura.

En 2010, el fotógrafo venezolano Iván Dumont y el diseñador Hugo Espina, se inspiraron en la obra "Abra Solar" de Otero, para diseñar el traje típico que usó la Miss Venezuela, Marelisa Gibson, en el Miss Universo. El traje "Alma Solar" fue hecho de laminillas de plata y cristales de swarovski 

Otero se consagró como pintor y escultor con sus obras de Arte Cinético y Abstracto. Su talento lo llevó a alzarse con El Premio Nacional de Pintura en 1958; el Premio Nacional de Artes Aplicadas en 1964; Primer premio del II Salón Interamericano de Pintura, en Barranquilla, Colombia; y también la mención honorífica de la V Bienal de Sâo Paulo, Brasil, en 1959. Estos son solamente algunos de los galardones que homenajearon el talento de Otero, un artista que esbozó en sus trabajos un estilo irreverente y crítico.

El artista tuvo como fuente inspiración a Pablo Picasso y Piet Mondrian. Esta es una fotografía de su colección "Coloritmos", serie donde el color es el protagonista | Fotografía: benshimolarte.com

Alejandro Otero falleció el 13 de agosto de 1990 en la ciudad de Caracas. Y, como homenaje póstumo, el entonces presidente Carlos Ándres Pérez decretó cambiarle el nombre al Museo de Arte La Rinconada a Museo de Artes Visuales Alejandro Otero, mejor conocido como el MAO.

Fotografía principal outsideflickr.com

Fotografía principal inside: acn.com.ve

ImprimirCorreo electrónico